Jueves, 22 Diciembre, 2011 - 17:41

25 familias de La Escondida recibieron las llaves de sus viviendas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Escondida | El gobernador Jorge Capitanich participó este jueves de la entrega de las llaves de 25 viviendas en La Escondida. Resaltó la importancia de seguir desarrollando la localidad y aseguró que las casas bendicen a quienes la reciben y a quienes las construyen, con la dignidad de un trabajo.







Las llaves se entregaron a beneficiarios ya adjudicados. Las casas cuentan con infraestructura y obras complementarias ejecutadas a través del programa Federal Plurianual de Construcción de Viviendas. Se invirtieron 2.090.817 pesos, tienen dos dormitorios, 65,74 metros cuadrados cubiertos.



El primer mandatario, que estuvo acompañado de la ministra de Desarrollo Social y Derechos Humanos, Beatriz Bogado; el presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV), José Benítez, acompañados de los vocales del organismo, y del intendente local Francisco Winnik.



Capitanich recordó que durante muchos años no se realizaron obras en La Escondida pero que durante los cuatros años de su gestión ya se ejecutaron 65. “Es una gran satisfacción”, manifestó pero reconoció que así y todo no se resuelve el déficit habitacional, por lo que se comprometió a seguir trabajando.



Destacó además, como un orgullo, haber inaugurado ya 10 cuadras de pavimento urbano en la localidad y anticipó que se realizarán 20 más. Resaltó también que el hospital local alcanzó la excelencia sanitaria por lo cual será distinguido entre los demás centros de la provincia. También señaló su compromiso -realizado al intendente- de reparar el establecimiento educativo, el cual fue destruido por un tornado hace pocos tiempo, para que el próximo ciclo lectivos los alumnos puedan tener aulas limpias y cómodas.



“Vamos a seguir trabajando con ustedes”, aseguró Capitanich y, ante las cercanía de las fiestas de fin de año, deseo felicidades y bendiciones a todos los habitantes de La Escondida en particular y del Chaco en general.



Por su parte Winnik manifestó su alegría y agradecimiento por las nuevas casas y solicitó el cuidado de ellas. Además expresó sus deseos de que el fin de año sea en paz y se comprometió a seguir trabajando para que actos como este se repitan.