Miércoles, 21 Diciembre, 2011 - 11:39

Comerciantes plantearon a Marimón una serie de reclamos por asuntos que afectan a su actividad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Dirigentes de la Cámara de Comercio capitalina recibieron este martes a Ricardo Marimón, subsecretario de Comercio de la Provincia, a quien le manifestaron su preocupación por la continuidad de puestos de ventas de comidas en la calle; la necesidad de kioskeros de tener mayor rentabilidad en venta de cigarrillos y tarjetas de teléfonos e inconvenientes con controles y multas a comercios.

La comisión directiva de la Cámara de Comercio de Resistencia tuvo este martes la visita del subsecretario de Comercio de la Provincia, Ricardo Marimón, quien escuchó los reclamos de los comerciantes frente a inconvenientes que se plantean y afectan su actividad diaria.



El primer asunto abordado en este encuentro fue el de los problemas derivados de la ley que exige la exhibición de precios en las vidrieras y de las multas que recibieron algunos comerciantes por esto.



López comentó que se planteó a Marimón la necesidad de realizar en primer lugar, una intimación al contribuyente para que cumpla con esta normativa, y que sea con posterioridad a este aviso, como último recurso, la imposición de la multa. También pidieron al funcionario provincial que se tome en consideración los casos de los comerciantes que recibieron estas multas cuando sus vidrieras estaban en pleno proceso de armado y decoración. Al respecto Marimón se comprometió a tomar medidas.



En segundo lugar comentaron al funcionario provincial la situación por la que atraviesan los propietarios de kioskos que no reciben ganancia suficiente de las ventas de cigarrillos o de tarjetas de teléfonos. “Vemos que los kioskeros no tienen rentabilidad con la venta de estos productos”, indicó López, quien aseguró que estos comerciantes “tienen derecho a vender con un margen razonable de rentabilidad” y que continúan estudiando la legislación sobre este punto.



Por último, retomaron un reclamo constante de los empresarios PyMEs ante la presencia de distintos locales de comidas, verdulerías, etcétera, ubicados en la vía pública.
López explicó que esto representa una amenaza ya que, por un lado, configuran “una competencia desleal” con los comercios que tienen todo en regla y por otro lado, “son un riesgo para la salud” ya que estos productos comercializados en la calle, no cuentan con controles bromatológicos.



El subsecretario de Comercio Ricardo Marimón tomó el compromiso de “trabajar en el tema” aunque aclaró que sobre este punto es la Municipalidad de Resistencia la que tiene competencia y la responsabilidad primaria de ejercer dichos controles.