Martes, 20 Diciembre, 2011 - 13:40

Afirmó que no hay circulación viral en el país
Dengue: Manzur pidió estar alerta ante la migración de personas de países vecinos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Lo hizo al encabezar la última reunión del año del Consejo Federal de Salud, de la que participan los ministros de Salud de todo el país.

“La llegada de las fiestas de Navidad y Año Nuevo y de las vacaciones de verano producen importantes migraciones de personas de un lugar a otro. Por eso, hay que estar alerta ahora más que nunca”, advirtió a sus pares provinciales el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, durante la apertura de la última reunión del año del Consejo Federal de Salud (COFESA).



“Hoy no tenemos circulación de dengue, pero lo más probable es que esto ocurra”, consideró el titular de la cartera sanitaria nacional, al tiempo que afirmó que “el mundo se achicó. En doce horas estamos en otro continente y hay enfermedades cuyo período de incubación es de 3 ó 4 días. Por eso, una persona puede llegar a un país estando sana y luego enfermarse”.



El funcionario advirtió a sus colegas provinciales –muchos de los cuales acaban de asumir en el cargo– que “la situación en la región es muy compleja, fundamentalmente en los países vecinos de Brasil, Paraguay y Bolivia”, y aseguró que “a esto se suma la aparición del serotipo 4 del virus del dengue”, tal como recientemente lo advirtiera en un comunicado la Organización Panamericana de la Salud (OPS).



“Hemos elevado el alerta epidemiológico, ya que con los viajes el dengue puede aparecer en cualquiera de nuestras provincias”, prosiguió, a la vez que destacó que “lo importante es tener la capacidad de reaccionar rápidamente, a partir del trabajo de las áreas de Epidemiología y la búsqueda activa de pacientes febriles en el primer nivel de atención”.



Por último, Manzur hizo hincapié en extremar las medidas preventivas “desde ahora y hasta mayo”, y destacó que “es importante que los ministros de Salud dialoguen con otros funcionarios, con los intendentes, con las autoridades municipales. La movilización social es clave”.



A su turno, el secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación, Gabriel Yedlin, explicó que “en Argentina, más de medio país -22 millones de argentinos- reside en áreas en las que se pueden infectar de dengue”, y advirtió sobre la presencia de índices médicos “preocupantes” en ciudades limítrofes como las de Orán, Formosa, Clorinda, Puerto Iguazú o Salvador Mazza.



Asimismo, le pidió a los ministros provinciales que convoquen a sus referentes de laboratorio, de comunicación y de epidemiología “para intensificar las tareas específicas para este verano”.

“El tema del dengue requiere de un abordaje multisectorial, pero al atención de los enfermos depende de nosotros y no podemos fallar. El paciente grave se detecta en el primer nivel de atención, donde todo el personal tiene que estar capacitado”, concluyó.



Eduardo Bustos Villar, secretario de Determinantes de la Salud y Relaciones Sanitarias, dijo a su vez que el área de “salud sola no puede, se necesita un abordaje intersectorial. Este es un problema de todos los argentinos y no hay que bajar los brazos”, y llamó a todos a “estar atentos, porque éste no es un problema de una sola época sino de todo el año”.



Llegado el turno de las intervenciones de los ministros provinciales, hicieron uso de la palabra, entre otros, el de Tucumán, Pablo Yedlin, quien aseguró que “hay que estar buscando febriles. Si en una semana no hay febriles, eso significa que el sistema de salud ha bajado los brazos”.



El flamante ministro de Salud Pública de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, afirmó que “el tiempo más complicado para nosotros es éste. Con motivo de las fiestas de Navidad y Año Nuevo se mueven más de 50 mil personas por día en las fronteras. Por eso, extremamos las medidas, hicimos cursos y capacitaciones”.



Para finalizar, el ministro bonaerense, Alejandro Collia, remarcó el trabajo preventivo que realizó la provincia con el sistema educativo. “Trabajamos en las escuelas durante todo el año, en las que hay más de 4 millones de alumnos, y entendemos como fundamental el trabajo con la comunidad, la sensibilización y la instalación permanente del tema”, finalizó.