Martes, 20 Diciembre, 2011 - 11:31

Estrenan la película de Mempo Giardinelli el "Décimo Infierno"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Este martes 20, desde las 20.30, estrenarán en el Auditorio de la Casa de las Culturas la película “El Décimo Infierno”, codirigida por el chaqueño Mempo Giardinelli y el mexicano Juan Pablo Méndez Restrepo. La entrada para la función es gratuita.

El Décimo Infierno es la versión cinematográfica de la novela de Mempo Giardinelli. Co-dirigido por el propio Giardinelli y el realizador colombiano Juan Pablo Méndez Restrepo, con producción de la Cooperativa Carpincho Producciones y el apoyo inicial de Lotería Chaqueña y Canal Encuentro, el largometraje se rueda en forma de telefilm (película para televisión), previéndose desde el inicio la posibilidad de ingreso a salas comerciales en 35 milímetros.



El guión fue escrito a cuatro manos entre ambos co-directores y narra una historia de pasiones en un ambiente tropical y denso, en el marco de la decadencia argentina de fines de los 90, producto del neoliberalismo menemista. En la película, la moralidad burguesa es cuestionada por los desbordes de los protagonistas.



Con Patricio Contreras y Aymará Rovera en los papeles protagónicos, El Décimo Infierno
es uno de los pocos filmes rodado íntegramente en el interior de la Argentina, en las provincias de Chaco y Corrientes, por un equipo técnico y artístico integrado por personas de varias provincias argentinas y de Colombia, Chile y Ecuador. Además el cast está formado casi en su totalidad por actores amateurs de la comunidad local, quienes acudieron a las convocatorias de Carpincho Producciones en Noviembre pasado.



SINOPSIS



En una ciudad del Nordeste Argentino, Alfredo es amigo y socio de Antonio en una agencia inmobiliaria. Es también amante de Griselda, la esposa de Antonio. Esa relación clandestina, no atípica de las burguesías, se sostiene desde hace años hasta el día en que Alfredo, luego de un encuentro furtivo, le pregunta a Griselda si no deberían matar a Antonio. Griselda simplemente repregunta cómo lo harían. Y la bola empieza a rodar.



El Décimo Infierno narra una especie de cuádruple viaje: el del crimen pasional; el de la sexualidad; el de la travesía topográfica por el río Paraná en su confluencia con el Paraguay; y el de la muerte como único destino inevitable. Giardinelli revisita y redimensiona el “Infierno” de La Divina Comedia, de Alighieri, y le inventa un “décimo círculo” en el que coloca su propia tipología de condenados, cuyas acciones, además de moralmente reprochables, conducen siempre a puntos de no retorno.



Rodada íntegramente en escenarios naturales del Chaco y de Corrientes, la película recorre el itinerario de esa pareja de amantes que a medida que abandona principios y valores se sumerge en una vorágine cuya única salida, parece reafirmarse a cada paso, es la muerte.