Martes, 20 Diciembre, 2011 - 07:02

Moyano busca aliados y pide discutir aumentos no menores al 25%

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Tras reunirse con el titular del gremio de la UATRE, Gerónimo "Momo" Venegas, el líder de la CGT acordó reunirse con el gastronómico Luis Barrionuevo, titular de la disidente CGT Azul y Blanca, quien comparte la idea de negociar en paritarias incrementos no menores a ese porcentaje.

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, comenzó a buscar apoyo de dirigentes de la central no alineados con el Gobierno para evitar ser aislado por la Casa Rosada y ya fijó un piso del 25 por ciento de aumento salarial para discutir en paritarias.



Así lo indicaron fuentes gremiales a distintos medios nacionales en relación con el intento del Gobierno para que los acuerdos salariales no superen el techo del 20 por ciento.



Luego de haber mantenido una reunión con el titular del gremio de la UATRE, Gerónimo "Momo" Venegas, Moyano agendó un encuentro para las próximas horas con el gastronómico Luis Barrionuevo, titular de la disidente CGT Azul y Blanca, quien comparte la idea de negociar en paritarias incrementos de al menos 25 por ciento.



El líder camionero también tendió puentes con el secretario general de la CTA antikirchnerista, Pablo Micheli, a seis meses de que finalice su mandato, para enfrentar un "operativo desgaste" que dice esperar de parte del Gobierno.



No obstante, la reunión que tenía previsto encabezar este martes con un grupo nutrido de dirigentes fue levantada luego de la fuerte repercusión que tuvo, confiaron fuentes moyanistas a Noticias Argentinas.



El empresario del seguro Julio Reale, quien tiene buena relación con todos los sectores de la central, era quien se encontraba al frente de las tratativas para juntar a los sindicalistas distanciados.



De todos modos se espera que el camionero mantenga reuniones reservadas con esos dirigentes en los próximos días y, de hecho, se confirmó que Moyano tendrá un encuentro en fecha a confirmar con Barrionuevo, quien hasta hace poco era uno de sus más férreos opositores a su conducción.



Incluso trascendió que ambos acordaron no bajar del 25 por ciento el piso del porcentaje salarial de aumento para discutir en las paritarias del próximo año, siete puntos por encima del 18 por ciento que buscaría el Gobierno.



La cercanía de Moyano y Barrionuevo se conoció inmediatamente luego del fuerte discurso que brindó el jefe de la CGT en el estadio de Huracán que tensó al máxima su vínculo con la presidenta Cristina Kirchner y que fue elogiado por el gastronómico.



Tras la nueva postura que adoptó Moyano, sindicalistas opositores al Gobierno nacional y alejados del líder cegetista también deslizaron la posibilidad de unir fuerzas con el camionero como Venegas -quien resiste un proyecto del kirchnerismo para el trabajo rural que impactaría contra su gremio- y Micheli, quien no descartó compartir protestas en las calles con reclamos a favor de los trabajadores.



Por su parte, "los gordos" de la CGT, quienes buscaban desplazar a Moyano de la central, tampoco descartan sentarse a hablar, pero avisaron que la próxima conducción no deberá tener al camionero en la secretaría general.



Moyano estima que el Gobierno pondrá en marcha un operativo para aislarlo dentro de la CGT y que otro dirigente tome la posta a partir de mediados del año próximo y también prevé que el Gobierno irá por los fondos de las obras sociales de los gremios, tal como adelantó NA.



En tanto, Cristina Kirchner y Moyano podrían coincidir en el almuerzo que este miércoles realizará la FADEAAC (Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas) en hotel Hilton.



La mandataria tiene previsto en su agenda asistir al evento, mientras que el camionero concurre todos los años a esa reunión, aunque no se descarta que en esta oportunidad pegue un "faltazo" en medio de la crisis con el Gobierno.
Fuente: 
NA - Diario Uno