Lunes, 19 Diciembre, 2011 - 20:38

Correo de nuestros lectores
La Cámpora, una fuerza que crece

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Héctor José Cámpora, Presidente de la Nación por unos días en nombre de Juan D. Perón, se he prestado a poner su nombre y su persona junto a Vicente Solano Lima como Vicepresidente en las elecciones del ´73 a sabiendas que el pueblo no le votaba a él sino a Perón.

Cámpora era solo un nexo de Perón que, para posibilitar su acceso a la tercera presidencia, ha renunciado junto con Solano Lima a la presidencia y vice el 13 de julio de 1973 (siete semanas después de haber asumido)… Esta parte de la historia la conocemos todos.



También conocemos el acontecimiento de “los estúpidos imberbes” cuando Perón expulsa a los marxistas del Partido Justicialista, diciendo: “¿Qué hacen los comunistas en el Partido Justicialista? ¡Vayan al Partido Comunista!”… Esta juventud quería controlar a Perón, pero este no les dio lugar, entonces se retiraron como enemigos de Perón desde aquel 1 de mayo del ’74. Esta juventud lleva como nombre “Montoneros”.

Cuando Perón se entera que Héctor J. Cámpora está de lado de Montoneros, entonces lo expulsa del ámbito de gobierno. Perón, como Presidente de la Nación, expulsa a Cámpora, lo deja sin función alguna en su gobierno, lo excluye de su grupo, lo excluye del Poder.



NADA FUE FÁCIL, ASESINAN A RUCCI, APARECE LA TRIPLE A, ETC. ETC.



Los Montoneros cobran vida a través de Frente Para la Victoria levantando banderas diferentes al peronismo, Aparecen figuras como la del Che Guevara, el Marxismo, agrupaciones con estandartes utilizados en Venezuela, Cuba, Rusia comunista. Han tomado de rehén al Partido Justicialista y a todos los peronistas.



Han hecho su trabajo con las Fuerzas Armadas de la Nación y con todos aquellos que visten uniformes.



Nace “La Cámpora”, agrupación encabezada por Máximo Kirchner, hijo de Cristina, conducida por Montoneros y sus hijos, agrupando y adoctrinando a todos los grupos mantenidos por planes del gobierno que se identifican como cooperativas de viviendas u otras agrupaciones, y se exhiben públicamente, en muchos casos, con el rostro cubierto y garrotes en sus manos.



No todos son así; también existen locales de unidades básicas en las ciudades donde se congregan a jóvenes mediante algún tipo de ayuda social y se los adoctrinan como “Juventud de La Cámpora”, jóvenes militantes que poco a poco van ganando espacios políticos. Están presentes en las escuelas secundarias ganando sus “Centros de Estudiantes”, van por los terciarios y universitarios. Comienzan a tomar el Poder desde las Bases, el pueblo.



Han exigido a las provincias que en sus listas de Legisladores Nacionales se incluyan a dos candidatos de La Cámpora en lugares expectantes. En el Chaco han exigido a Mongeló y Soto; y de este modo en las demás provincias, ganando Poder desde el Congreso.

Mientras el pueblo se deslumbra con superficialidades, ellos van haciendo “el trabajo profundo”.



Máximo Kirchner está estudiando “oratoria”, entre otros temas, y se prepara en cosas del ámbito político con el fin de presentar alguna candidatura en próximas elecciones.

El Gobernador Capitanich no es bien visto por esta gente, más bien todo lo contrario, dicen “lo tenemos en la mira”. Ellos saben que en poco tiempo estarán por encima de él (¿o ya lo están?), y le pedirán muchas cuentas. Ellos exigen espacios de Poder en todos los ámbitos del gobierno.



Capitanich está solo, ganó solo, pero además está solo en la vida. Ha desarticulado al Partido Justicialista, lo ha eliminado de las esferas políticas y pronto otras fuerzas lo van a eliminar a él, quedando todo el pueblo a expensas de lo que ordene La Cámpora. ¿De qué les servirá todo el dinero y posesiones que han acumulado todos los deslumbrados? La ideología que se viene tiene sus propios criterios y “juicios” al respecto.



Hoy podés hacer lo que quieras, aprovechalo, porque luego te van a decir lo que “tenés” que hacer.



No te preocupes por este desorden social ni por la inseguridad, pues La Cámpora se está preparando para educar y ordenar al pueblo argentino.


Fuente: 
(*) Ingeniero. Charata, Chaco.