Domingo, 18 Diciembre, 2011 - 15:25

Buscando oficina en plena crisis inmobiliaria termal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Sáenz Peña | No es una novedad que hay diferencias que parecen insalvables entre el electo concejal Fabian Comisso y sus pares del PJ. La creación de un bloque unipersonal por no aceptar la presidencia que pretendía imponérsele por mayoría (son tres, por lo que perdía 2 a 1) ahora es historia gracias a la intervención del presidente del partido, Nallip Salomón. El problema es que ahora sobran bloques pero faltan despachos.







Es así que el pasado viernes se vio al de por sí atareado secretario del Concejo, Héctor “Quito” Martínez, recorriendo el edificio donde funcionan las oficinas de los ediles para ver si le hacía un huequito a Comisso, cuyas exigencias, nos soplaron, son dos: que sea propia y que esté lejos de las de sus dos compañeros de bancada.



La realidad es que las habitaciones de la vieja sede parlamentaria estaban todas contabilizadas (tampoco son tantas) y no sobraba ninguna. Aparte de disimular los problemas del revoque para que Comisso no decidiera armarse un Concejo Municipal propio en otra localidad, Quito tuvo que ingeniárselas para convencer a dos ediles aliancistas, que por ahora se llevan bien, de compartir oficina para que Comisso tuviera la suya propia. Cosas de la política.