Sábado, 17 Diciembre, 2011 - 11:02

El gobernador se reunió con intendente de Pampa del Infierno y concejales para avanzar en un acuerdo institucional

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Concejo Municipal sesionará para elevar un proyecto de resolución por el cual se le solicitará al juez de la causa en la que está involucrado Andión, que informe si está o no en quiebra comercialmente y si puede o no ejercer como jefe comunal.

El gobernador Jorge Capitanich encabezó este viernes una reunión con el intendente electo de Pampa del Infierno, Carlos Andión y concejales, para avanzar en una solución definitiva del conflicto institucional de dicho Municipio.



Se acordó allí que los ediles soliciten a la justicia que se expida sobre la situación jurídica del nuevo jefe comunal para saber si está o no habilitado para continuar en el cargo.

Para ello, el Concejo Municipal sesionará con un sólo tema en el orden del día: elevar un proyecto de resolución por el cual se le solicitará al juez de la causa en la que está involucrado Andión, que informe si está o no en quiebra comercialmente, y si puede o no ejercer como jefe comunal.



El encuentro del que también participó el ministro de Gobierno Juan Manuel Pedrini se realizó en el hotel Gualok de Presidencia Roque Sáenz Peña. “El objetivo fue limar esas asperezas y poner un marco institucional acorde a lo que una elección democrática merece: si el juez dice que Andión está en quiebra y por ende no puede asumir, deberá dejar el cargo, caso contrario cumplirá con su mandato constitucional”,
advirtió Pedrini.



Además, aclaró que en el caso de que la Justicia falle en contra de la asunción de Andión, deberá convocarse nuevamente a elecciones. La única forma que no se convoque a elecciones es si pasó un año de mandato, con lo que debería asumir la presidenta del Concejo Municipal.



Andión fue elegido intendente del Municipio y asumió como intendente de Pampa del Infierno en reemplazo de Marcelo Daniel Píccoli. Sin embargo, sectores de la oposición señalaron que estaba impedido de asumir por pesar sobre él, una causa judicial con pedido de quiebra. En las últimas jornadas hubo fuertes cuestionamientos de ambas partes e incluso, un sector del Consejo Municipal sesionó
frente a una comisaría.