Jueves, 15 Diciembre, 2011 - 16:55

Telecom, Compadre...

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Como casi todo el mundo, los límites de la paciencia que podemos prodigar coinciden con los de nuestras virtudes diplomáticas. Cuando nos manosean nos sentimos “menos diplomáticos”.

Con sus inclumplimientos sistemáticos los amigos de la filial chaqueña de Telecom ya nos hicieron perder unos tres mil pesos en llamadas por celular (tenemos que seguir produciendo periodística y comercialmente, más aún en ésta época de cierre de ediciones de fin de año). 



Nos asignaron una línea (03722-447393) que nunca nos entregaron, se olvidaron de trasladar otra que teníamos de antes (03722-442044) y por si eso fuera poco nos dejaron sin el único número que todavía funcionaba (03722-413998). No perdimos más plata porque aún nos queda el 570082 de Gigared (¡Ojalá y no estemos llamando a la desgracia!).



Todos saben lo que pasa cuando se solicita un servicio a estas compañías: el personal de atención al cliente nos hace sentir las personas más importantes del mundo. Hasta nos dan ganas de pagarle un asado a todos los chicos del call-center. El problema sobreviene después de cerrar el trato y poner el gancho: automáticamente pasamos a la categoría de suplicantes. Sí, como las madres de los soldados argivos en la tragedia de Eurípides.



Esperamos desde octubre (no consignaremos los números de trámite y los de los reclamos para no cansar al lector) y no tenemos novedades. Mejor dicho, sí tuvimos una novedad: hace unos días nos cortaron la línea que teníamos de antes en la Redacción (413998). Es válido aclarar que no le debemos plata a Telecom. Ni un centavo.



Mientras nos preparamos para afrontar las facturas de nuestros celulares, aprovechamos la oportunidad para hacerles saber a los lectores que no tenemos coronita, que somos tan vulnerables como ellos ante los manejos arbitrarios de ciertas empresas de servicios que no respetan la normativa vigente en materia de derechos del consumidor ni en materia de telecomunicaciones ni en ninguna otra materia que no sea la de la ganancia lisa y llana. 



Y a ellos, a los amigos de Telecom, les deseamos una muy Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo, e invitamos a nuestros miles de lectores a sumarse a este cántico que las hinchadas populares han inmortalizado: "Telecom...compadre...".  (Y el que no canta...ya sabe lo que es).