Jueves, 15 Diciembre, 2011 - 16:06

Cristina no habló de Moyano y defendió el modelo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Casi a la par que hablaba Hugo Moyano en Huracán, Cristina Kirchner participó de un acto en una planta de la automotriz Toyota en Zárate, donde ponderó los logros de su gestión. Destacó que el crecimiento del salario permitió llegar a la relación más baja entre un sueldo promedio y el valor de un automóvil. Al retirarse no habló del duro discurso del líder sindical.

La presidenta Cristina Fernández defendió este mediodía el modelo de gobierno que inició su esposo y antecesor, el extinto Néstor Kirchner, de quien remarcó que "no escribió un libro, pero escribió una parte de la historia de esta Argentina", y no hizo alusión al jefe de la CGT, Hugo Moyano, que casi al mismo tiempo formuló durísimas críticas.



"¿Quién, en el año 2003, imaginaba este país en todos sus aspectos, en derechos humanos, en desarrollo", planteó la jefa de Estado y celebró que hayan sido hallados los restos de Guillermo Vargas Aignasse, senador provincial justicialista desaparecido en la última dictadura militar.



Sobre ello, recordó la jefa de Estado que el ex represor y gobernador tucumano, fallecido recientemente, Antonio Bussi, "acusó" a Vargas Aignasse durante el juicio al que fue sometido "que lo habían matado sus propios compañeros por buchón" pero "hoy se demuestra que el papá de Gerónimo (actual diputado provincial) lo desaparecieron y lo tiraron vivo como a tantos otros".



Sus familiares, enfatizó la mandataria, "van a poder completar el duelo, van a tener un lugar para ir a poner una flor", durante su discurso de apenas 18 minutos en la planta automotriz de la empresa Toyota, en la localidad bonaerense de Zárate.



La mandataria comenzó su discurso casi al mismo tiempo que terminó el de Moyano en la cancha de Huracán, por el Día el Camionero, en el que el líder cegetista, además de anunciar su renuncia al PJ en la provincia y en el plano nacional, lanzó duras advertencias al Gobierno.



En compañía del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y de la ministra de Industria, Débora Giorgi, la jefa de Estado dijo a los empleados autopartistas sentirse "muy orgullosa" por los logros del gobierno kirchnerista, pero admitió que se siente "muy comprometida" por lo que les "falta por hacer".



"No se nos puede escapar que hay también otros argentinos a los que tenemos que llegar con verdaderos programas sociales, no con programas asistencialistas y clientelares", advirtió la mandataria.



En ese sentido, dijo que sueña "con el día en que todas las asignaciones universales que hoy pagamos se conviertan en asignaciones familiares, porque así tendremos el régimen de pleno empleo".



La Presidenta, quien plantó una flor de ceibo en el predio de la empresa, recordó que lo mismo hizo Néstor Kirchner en febrero de 2005.



"Dicen que hay que plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Bueno, él plantó un árbol, tuvo dos hijos, y no escribió un libro, pero escribió una parte de la historia argentina", dijo emocionada la mandataria.



Fuente DyN