Viernes, 9 Diciembre, 2011 - 11:21

Capitanich tomó juramento a su Gabinete en el Domo del Centenario

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Iniciando por el Ministro de Gobierno Juan Manuel Pedrini, el Gobernador provincial tomó juramento a los 14 funcionarios que lo acompañarán durante su segunda gestión al frente de la provincia. Minutos antes, el propio jefe provincial juró ante la Legislatura al igual que el vice Bacileff Ivanoff, quien se ausentó de la toma de juramento del Gabinete. Capitanich además habló de la exigencia para con sus funcionarios de quién espera el mayor esfuerzo. "En este gobierno no hay lugar para vagos ni corruptos", resaltó.

Sin profundos cambios en el organigrama de cargos, el gabinete provincial suma cuatro nuevos funcionarios que justamente son los que estarán al frente de los nuevos ministerios. Se trata del ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Federico Muñoz Femenia; de Industria, Empleo y Trabajo, Sebastián Agostini; de Desarrollo Urbano y Territorial, Gustavo Martínez; y de Planificación y Ambiente, Raúl Codutti.



Continúan en sus cargos los ministros de Gobierno, Seguridad y Justicia, Juan Manuel Pedirni; de Educación, Francisco Romero; de Infraestructura y Servicios, Omar Judis, de Desarrollo Social, Beatriz Bogado; de Producción, Enrique Orban; y de Salud Pública, Francisco Baquero.



Juraron además los secretarios de la Gobernación, Juan Chaquires; de Derechos Humanos, José Valenzuela; de Inversiones, Asuntos Internacionales y Promoción, Theresa Durnbeck, y el asesor general de Gobierno, Miguel Armando Garrido.





SIGAMPA INICIÓ EL ACTO OFICIAL

Primeramente tomó la palabra el arzobispo, Fabriciano Sigampa que dijo "hay que transpirar la camiseta si queremos un Chaco como la gente. La provincia es de todos, no de un partido político, y si os hay tienen que ser en servicio de la gente". Además dijo estar sorprendido ante la invitación para abrir el acto oficial. Por otro lado, postuló que "lo que más necesitamos (para la provincia) es justicia y verdad".



"SÍ, JURO"

“Juráis por Dios, la Patria, y sobre estos santos evangelios desempeñar con lealtad y patriotismo, el cargo al cual habéis sido designado respetando y haciendo respetar la Constitución
Nacional y la Constitución de la Provincia”, fueron las palabras de Capitanich en el juramento de sus funcionarios.



La mayoría de los jurantes, respondió el simple y concreto “Sí, juro” y ante el juramento de Gustavo Martínez, los cánticos, aplausos y silbidos de sus seguidores irrumpieron y se hicieron sentir, rompiendo la general calma.



Sólo Romero, Bogado y Baquero agregaron otras premisas en su juramento. El primero juró por la educación inclusiva. Bogado se pronunció “Por
este proyecto nacional que ha recuperado la esperanza y la solidaridad, `por mi familia mis hijos y mi patria”. Y Baquero, juró además por su familia, hijos y nietos.





CAPITANICH: "NO HAY LUGAR PARA VAGOS, NI CORRUPTOS"

En medio de una larga presentación con Power Point, detallando los logros y metas de cada carterta del Ejecutivo, el gobernador indicó la exigencia y confianza que les plantea a sus ministros.



En este sentido, se ubicó como "la punta de la pirámide invertida" y los ministros en la basr y sostuvo que el primer mandatario "debe ser el más humilde de la provincia y de la sociedad que le paga el salario".



Además señaló que todos los funcionarios jurantes fueron supervisados en cuánto a su situación fiscal y judicial lo que pondera la "transperencia" de cada uno de ellos. Fue en ese momento, cuándo remarcó que en el Gobierno "no hay lugar para vagos, ni para corruptos, ni irresponsables". Para ser más gráfico, Capitanich reveló que haces una semana sufre por una otitis crónica. De acuerdo a la recomendación médica, hubiera debido guardar reposo, pero optó por seguir con sus funciones. "En cuatro años nunca falté, trabajé todos los días todo el día" y remarcó esta exigencia para sus ministros de quien espera "la mayor dedicación y esfuerzo y realizarel trabajo con seriedad que para eso el pueblo nos paga", expresó.