Viernes, 9 Diciembre, 2011 - 09:57

Para licitaciones del Estado
Brasil amplia acceso a empresas argentinas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La participación de empresas argentinas en licitaciones públicas brasileñas de infraestructura, especialmente en el área de energía, y una solución a las barreras comerciales entre los dos países encabezan la agenda de una reunión a celebrarse este viernes entre una delegación encabezada por el ministro brasileño de Desarrollo, Fernando Pimentel, y la ministra de Industria, Débora Giorgi.

Decidida a construir una agenda coherente con su principal socio en el Mercosur, la presidenta Dilma Rousseff se reunió ayer con su personal, para buscar medidas a negociar con el gobierno de Cristina Kirchner.



Dilma se reunió con Pimentel y el presidente del BNDES, Luciano Coutinho, con quien conversó sobre alternativas para permitir mayor financiación para las empresas argentinas, como una muestra de buena voluntad. El BNDES está atado, por ahora, sin embargo, a normas que sólo permiten el apoyo a los argentinos en el caso de asociaciones con empresas brasileñas. Una alternativa explorada por Dilma es la creación de facilidades ara que empresas argentinas participen en licitaciones del petróleo, gas y energía eólica en Brasil.



La reunión, iniciada con Coutinho, incluyó en seguida a Pimentel; el ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, y el secretario ejecutivo del Ministerio de Finanzas, Nelson Barbosa. El grupo discutió con la Presidente, también, el régimen automotriz brasileño, en compás de espera por el aumentó por la reglamentación de la medida que aumentó el Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) para vehículos con menos del 65% de contenido local en su fabricación.



Las dificultades técnicas para instrumentar esta decisión exponen a Brasil a acciones de queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y se refleja en la relación con la Argentina, con el que Brasil tiene un régimen automotriz que vincula el total de las importaciones a las cantidades exportada entre los dos países.



Los argentinos han presentado quejas en contra de las barreras no arancelarias en Brasil a productos como alimentos. En la reunión entre Dilma y Cristina en Venezuela, la semana pasada, no mostraron ninguna disposición a acelerar la liberación de licencias de importación de productos brasileños que han sido retenidos en la aduana por un período superior a los 60 días validados por la OMC. Los argentinos se quejan de varias asimetrías, especialmente por el financiamiento a bajo costo que le provee el Estado a las compañías brasileñas.



El anfitrión de la reunión de hoy será el canciller argentino, Héctor Timermann. Pimentel estará acompañado por el asesor especial de la Presidencia, Marco Aurelio García, y el asesor internacional del Ministerio de Hacienda, Carlos Márcio Cozendey.
Fuente: 
El Cronista