Jueves, 8 Diciembre, 2011 - 09:46

Por unanimidad, la Legislatura aprobó el libre acceso para ligaduras de trompas y vasectomías

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En la sesión del último miércoles, diputados aprobaron el proyecto de ley (cuyo autor es Carlos Martínez) que adecua la legislación provincial a la norma nacional la cual regula la realización de estas prácticas médicas. Hasta ahora la ligadura sólo podía practicarse cuando no sean aplicables otros métodos anticonceptivos o esté en riesgo la vida, y las vasectomías en aquellos casos cuando la ligadura de trompas no sea clínicamente factible para la concubina.

El diputado por Libres del Sur, Carlos Martínez quien impulsó , “el proyecto modificó la Ley N° 4276 -Programa de Educación para la Salud y Procreación Humana Responsable-, a los fines de lograr consonancia con la Ley Nacional “Régimen para las Intervenciones de Contracepción Quirúrgica” N°26.130; que entró en vigencia el 7 de septiembre de 2006” explicó Martínez.



Mientras que la legislación provincial
establecía que las mujeres podrán realizarse una ligadura de trompas sólo “en los casos en que no sean aplicables otros métodos anticonceptivos y cuenten con indicación terapéutica precisa y que a criterio del médico tratante, el embarazo o parto futuro, ponga en riesgo grave la salud o la vida de la paciente” y que los hombres solo podrán acceder a vasectomías “en aquellos casos en que la Ligadura de Trompas de Falopio, no sean clínicamente factibles de practicar a su cónyuge o concubina”; la Ley Nacional determina que todas las personas capaces y mayores de edad tienen derecho a acceder a estas prácticas de anticoncepción quirúrgica, en cualquier hospital o clínica de cualquier punto del país, sea público o privado, previo consentimiento informado. Es decir, el o los médicos tratantes deben informar de manera clara, completa y adaptada a las necesidades del solicitante, las características y efectos de la intervención, y las posibilidades de acceder a otros métodos anticonceptivos no quirúrgicos.





Es importante destacar que la Ley nacional Nº 26.130 estipula para la realización de estas prácticas que no se requiere consentimiento del cónyuge o conviviente ni autorización judicial, excepto en los casos de personas declaradas judicialmente incapaces y que tanto en el sector público como en el privado, la intervención quirúrgica debe realizarse sin costo alguno para quien lo requiera. “El proyecto especifica claramente, al igual que la norma nacional, que si el médico tratante decide no realizar la práctica amparándose en su derecho a la objeción de conciencia, la institución, pública o privada, debe disponer los reemplazos necesarios de manera inmediata de tal forma de poder brindar el servicio solicitado” observó el legislador.



El proyecto fue aprobado por uninamidad de los dipuados presentes.