Miércoles, 7 Diciembre, 2011 - 17:56

Contradicciones entre testigos por el caso del joven herido por un policía en una Quiniela

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Sáenz Peña | Las versiones iniciales habían indicado que el joven entró a robar a la quiniela y resultó herido en la cabeza por un policía. Más tarde el padre del muchacho, Juan Cardozo, declaró que en realidad el chico era empleado del comercio. Sin embargo, el dueño del local niega haber tenido empleados. El fiscal Marcelo Soto, que actúa de oficio pues no hay denuncia, espera resultados de pericias para avanzar en el caso. “Existen claras contradicciones que tienen que ser analizadas”, dijo.



El martes en horas de la mañana el Fiscal Marcelo Soto que actúa de oficio en el caso del joven herido por un policía en un supuesto robo ocurrido el fin de semana en un local de Quiniela de la ciudad de Sáenz Peña, citó a varias personas a prestar declaración testimonial, entre ellos el dueño del local comercial, y también uno de los policías que actuó en el procedimiento.



También se hizo presente el padre del jovencito, quien quiso dejar constancia en el expediente sobre su malestar por el accionar policial que casi termina con la vida de su hijo. También esas circunstancias comentaron al fiscal que su hijo era empleado de dicho comercio y que a esa hora que lo encontró la policía “estaba trabajando”.



Sin embargo los dichos del padre del jovencito herido no coinciden con la del propietario del local, quien aseguró en Fiscalía no tener empleados y que ese día, el domingo el local se cerró a la 23:00.



Como no existe denuncia en este hecho, la Fiscalía está actuando de oficio para dilucidar cómo ocurrieron los hechos esa madrugada, en los que el supuesto delincuente forcejea con el policía y en estas circunstancias es herido gravemente.



El fiscal Marcelo Soto, explicó a Diariochaco.com que está esperando los resultados de las pericias y el informe médico que aun no fueron remitidos a dicha Fiscalía para seguir avanzando en la investigación. Al parecer
fue contundente la declaración del propietario de la firma comercial que se contradice con lo explicado por el padre del jovencito.