Miércoles, 7 Diciembre, 2011 - 15:12

Profundizan los controles
Trabajo no registrado: En noviembre, de 138 inspecciones fueron detectadas irregularidades en 33 empresas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En noviembre, la Dirección Provincial de Trabajo realizó 138 inspecciones generales en empresas radicadas en la provincia del Chaco, en las cuales fueron relevados 960 trabajadores, de los cuales se detectaron 47 en situación irregular, o sea, un 4,9 por ciento de los casos.

Del total de los controles, 89 se realizaron en el interior (Presidencia Roque Sáenz Peña, General San Martín y Villa Ángela), mientras que los restantes se situaron en Resistencia y en el área metropolitana de la capital provincial.



El informe mensual fue presentado por el subsecretario de Programación Económica y Empleo, Sebastián Agostini, quien desde el viernes asumirá como ministro en el flamante Ministerio de Empleo, Industria y Trabajo.



Al respecto, desde el Ministerio de Economía resaltaron las tareas emprendidas por el gobierno y la Dirección de Trabajo para disminuir los índices de informalidad en el mercado laboral, unos de los principales flagelos entre los trabajadores.



“A través de más presencia de los organismos de contralor, herramientas que hemos diseñados para ayudar a combatir este flagelo, como la Ley 6.739 de controladores laborales o los convenios de corresponsabilidad gremial, continuamos disminuyendo la tasa de trabajo no registrado al promedio del país”, aseguró Agostini.



Desde octubre, Trabajo comenzó a enviar la información de los relevamientos realizados a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), para que el organismo también pueda intimar a los empleadores a que regularicen su situación.





De esta forma, al proceso normal de las multas por trabajo informal que libra la Dirección, se suman posibles sanciones de la AFIP y la suspensión a las empresas de los beneficios e incentivos que otorga el gobierno hasta tanto regularicen su situación.



“Así buscamos la inclusión laboral plena de los trabajadores en un corto plazo, con un proceso de fortalecimiento e intensificación de los controles y operativos contra el trabajo informal, en el marco de un fuerte programa oficial de promoción y fomento del empleo privado”, sostuvo el futuro ministro.



“El objetivo es alcanzar una tasa de informalidad cercana al 32 por ciento en los próximos cuatro años, alcanzando los niveles que registra el país; esto implica disminuir 7 a 8 puntos porcentuales si miramos la Encuesta Permanente de Hogares”, finalizó.