Martes, 6 Diciembre, 2011 - 20:15

Denuncias cruzadas entre un periodista y el secretario general de los Municipales saenzpeñenses, Néstor Jara

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Sáenz Peña | El periodista Rodolfo Acosta había publicado una denuncia por agresión de un empleado municipal que pesaba sobre Jara. El gremialista se enojó “si me vuelve a nombrar, va a tener que explicar palabra por palabra”, dijo y descalificó al periodista quien, a su vez, decidió hacer una denuncia penal por “amenazas e intimidación” contra Jara y solicitó garantías para su seguridad.







Lo que motivó el escándalo fueron las acusaciones de Sandra Cabrera, esposa de Vicente Navarro, empleado municipal con discapacidad hipoacúsica, actualmente internado como consecuencia de una “brutal agresión callejera”. La pareja asegura que el responsable de la golpiza es Néstor Jara, secretario general del Sindicato de Empleados Municipales de Sáenz Peña.



Rodolfo Acosta, periodista de Radio Atlántica, publicó estas versiones en portales digitales, lo que originó la ira de Néstor Jara, quien negó el hecho pero además, se lanzó contra Acosta. “No es una amenaza, es una advertencia: si el periodista vuelve a tratar este tema o menciona mi nombre en su programa, voy a ir a la radio y va a tener que explicarme palabra por palabra de dónde sacó esa información porque ya me cansé de que publiquen cosas de mí”, dijo.



Por su parte Acosta consideró que el gremialista municipal “utilizó la vieja y remanida mala costumbre de matar al mensajero. Realizó todo tipo de cuestionamientos a mis trabajos periodísticos y de otros colegas, endilgando culpas a los medios de prensa que publican noticias referidas a su conducta y accionar, intentando así desviar la atención del eje central del problema, con el agravante de intimidar”, sostuvo.



“Las amenazas, presiones y restricciones son casi habituales en el ejercicio de la profesión, pero en estas circunstancias y al no estar dadas las garantías necesarias para realizar libremente mi labor periodística, no pude cumplir con mi programa de 10 a 12 horas, ante lo que consideré un grosero atropello a los derechos constitucionales que amparan mi trabajo y una total falta de respeto a los estándares mínimos de la libertad de expresión”, dijo el periodista al justificar el motivo de su denuncia contra Jara.



Representando por la abogada Elena Irrazábal, Acosta presentó su denuncia ante la justicia y aportó como prueba un CD con las grabaciones de los dichos de Jara emitidos al aire. Solicitó además a la justicia, que se brinden las correspondientes garantías para resguardar su integridad física y la de su
familia,
“teniendo en cuenta los antecedentes del sindicalista que hoy goza de los beneficios de una "probation" luego de haber baleado en el pecho al empleado municipal Néstor Galbastro, causa a las que se suman diversos litigios por agresiones y actitudes patoteriles que se sustancian en los Tribunales de Sáenz Peña”, sostuvo el periodista.