Martes, 6 Diciembre, 2011 - 15:52

La defensa pidió la absolución y la querella 20 años
Caso Ríos: para el fiscal el imputado actuó en forma "cruel, fría, despiadada y cobarde" y pidió 18 años de cárcel

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Sáenz Peña | Este martes, en la Cámara del Crimen Nº 1 se presentaron los alegatos por el Caso Ríos, el joven que fue muerto a puñaladas en el barrio Tiro Federal de Sáenz Peña. El fiscal de Cámara Rodolfo Lineras solicitó la pena de 18 años de prisión para el único imputado en esta causa, por su parte la querella a cargo del doctor Juan Pokorny consideró que Juan Carlos Moya debe ser condenado a 18 años de prisión, mientras que la defensa asumida por el doctor Daniel Orellana pidió la absolución de su cliente aduciendo que la muerte de Ríos se produjo luego de un conflicto entre ambos y que Moya "solo se defendió".

En la Sala Unipersonal a cargo del Dr Horacio Oliva
se conocieron hoy los alegatos en el Caso Ríos, el joven muerto a puñaladas en el barrio Tiro Federal en el mes de agosto de este año.



El Fiscal Rodolfo Lineras al realizar su exposición analizó las pruebas existentes en el expediente y se detuvo a examinar los testimonios de los testigos y los informes médicos obrantes
en la causa, además de la declaración realizada por el doctor Marcelo Sena respecto a las heridas que presentaba el joven Ríos. Señaló en este sentido que “con los elementos de prueba existente se encontraba plenamente acreditados el hecho que se le imputa a Juan Carlos Moya”. Hizo una evaluación del secuestro de la motocicleta ya que fue de relevancia a la hora de evaluar la autoría.



A lo largo de su exposición el fiscal
sostuvo que “no hay margen para la duda de la existencia material del hecho”.



Asimismo Lineras indicó que “se ha demostrado de manera contundente que el autor de las lesiones con un arma banca no es otro que Juan Carlos Moya, ya que siempre fue sindicado como autor material del hecho tal lo expresaron los testigos, todos son contestes en este sentido”. Señaló asimismo Lineras que “además de los elementos de prueba de alto contenido incriminatorio, esta la declaración de Moya quien reconoció haber lesionado a Ríos”.



Fue contundente respecto de la declaración de Moya, diciendo que “pretende deformar la verdad de lo ocurrido, dejando traslucir que había actuado en defensa propia, pero la prueba colectada en el proceso nos va a llevar de manera insoslayable de que esto no fue así y deja caer lo que descabelladamente pretende imponer el imputado en su defensa”.

Otro punto importante que tuvo en cuenta el fiscal en su alegato está referido a los dichos de los testigos, en tal sentido señala que “los dichos de los testigos son coincidentes, que hay sinceridad en los dichos y que nadie vio la pelea y forcejeo producto del cual Moya dice que hirió a Ríos”.




Por otro lado dijo el fiscal que el temor que explicó Moya sentía en contra de Ríos, “solo existe en su intento desesperado de eludir la responsabilidad legal ante semejante hecho, el accionar del imputado fue cruel, frío, despiadado y cobarde”.



El fiscal Lineras prefirió no hacer evaluaciones sobre los dichos de los testigos ofrecidos por la defensa ya que considera que “es claramente interesado” y vinieron a falsear la verdad.




Antes de acusar formalmente a Juan Carlos Moya, pidiendo 18 años de prisión sostuvo el Fiscal que “el imputado actuó con dolo directo y que su conducta fue antijurídica. Dijo que Moya actuó con amplia capacidad de culpabilidad, con absoluto discernimiento, comprendía la criminalidad de sus actos.



Finalmente, Lineras acuso formalmente a Juan Carlos Moya como autor responsable de “Homicidio Simple” y que debía ser tenido en cuenta su accionar, el daño causado y la actitud frente al delito.