Martes, 6 Diciembre, 2011 - 15:32

Disparan a supuesto ladrón en la cabeza
Declararon testigos del robo a agencia de quiniela

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Sáenz Peña | Avanzando con la tarea investigativa del supuesto intento de robo que terminó con un joven herido, el Fiscal Marcelo Soto tomó declaraciones en la mañana de este martes a testigos del hecho como así también a efectivos policiales que actuaron en el procedimiento. El joven de 17 años que recibió el disparo de una escopeta permanece internado en grave estado.

El hecho se produjo en la madrugada del domingo; en el episodio un policía hirió de gravedad a
un joven de 17 años que aparentemente ingresó a la agencia Oficial de Quiniela con finalidad delictiva.
En la mañana de este martes el fiscal Marcelo Soto recibió al propietario del comercio y al personal policial que trabajó en el lugar.



Explicaron que el domingo en horas de la madrugada un joven de 17 años fue herido por un agente de policía en un confuso episodio ocurrido en pleno centro de la ciudad de Sáenz Peña. El disparo fue realizado por un oficial de la policía, que había concurrido al lugar alertado por un supuesto robo.



El incidente tuvo lugar en una Agencia Oficial de Quiniela ubicada en calle San Martín al 200 (entre Chacabuco y Pellegrini), donde los vecinos dieron aviso a la policía mediante el Servicio 911 sobre movimientos extraños en dicho local.



Dos uniformados arribaron al lugar y constataron que la vidriera del local comercial estaba rota, y que en su interior había unos cartones de cigarrillos desparramados, y un arma de fabricación casera y desde su interior intentaba salir en forma apresurada
un joven.



Según explicó el Fiscal Marcelo Soto en declaraciones a Diario Chaco, cuando la policía procede a reducirlo el individuo realizó un movimiento extraño y cayó al piso, recibiendo en ese forcejeo un impacto de escopeta calibre 12,70 con posta de goma en la cabeza.



El joven de 17 años sufrió fractura y hundimiento de cráneo en región parieto-occipital, que obligó a realizarle una intervención quirúrgica durante varias horas en la tarde de ayer, y hasta anoche (al cierre de esta edición) permanecía en delicado estado y con difícil pronóstico.



Se hicieron las pericias de rigor en el lugar del hecho, a cargo del Gabinete Científico de Poder Judicial y este martes se va a estar recibiendo testimoniales al propietario del comercio, al personal policial que llegó al lugar a excepción del personal policial que habría efectuado el disparo.



El fiscal Soto explicó que por el momento tenía un informe del personal policial y una testimonial prestada en sede policial por parte del conductor del vehículo policial y esta es una versión que por el momento hay confirmarla una vez que presta declaración en fiscalía.



Soto además explico que entre otros aspectos que por este hecho no hay denuncia, “hay un llamado al 911 y allí el personal policial y se encuentra con este escenario, roto el vidrio del frente del local, había paquetes de cigarrillos por el piso y un arma de fabricación casera también cerca del lugar. Aclaró que por el momento no tenía el testimonio del policía que le diga si alguien portaba ese arma, el cual lo tendrá esta mañana cuando
el personal policial que arribó al lugar preste declaración testimonial se podrá empezar a dilucidar cuales fueron las circunstancias del hecho”. En la mañana de hoy el Fiscal Soto recibió a los padres del joven herido.



Respecto a la situación del uniformado que habría intervenido en este procedimiento dijo Marcelo Soto que “por estos días no iba a estar afectado a su trabajo y por otro lado se iniciaron las actuaciones sumariales al respecto. También fue identificado en la causa a los fines de que eventualmente pueda haber algún tipo de responsabilidad por parte del personal policial”.



El muchacho fue identificado como J.C.C. (17) y, de acuerdo con el informe médico, presentaba halitosis alcohólica. En las investigaciones del caso interviene el Fiscal Marcelo Soto.