Lunes, 5 Diciembre, 2011 - 20:24

En Colonia Benítez
Producción realizó una jornada demostrativa de abonos orgánicos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Ministerio de Producción y Ambiente, a través de la Dirección de Suelos y Agua Rural, concretó en Colonia Benítez una Jornada Demostrativa de Abonos Orgánicos, donde se trataron contenidos relacionados con la elaboración de este tipo de abonos en terreno. La actividad se realizó junto al Instituto Agrotécnico “ingeniero Fuentes Godo” de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Nordeste.

El director de Suelos y Agua Rural del Ministerio de Producción, Roberto Olivares, participó de la apertura de la Jornada, junto con el director del Instituto Agrotécnico, Artemio Driutti, y el productor Dante Capitanich.



El instituto presentó la experiencia realizada en una chacra de Machagai, que consistió en la incorporación de aserrín en distintas dosis, algunas mezcladas con estiércol, a los efectos de mejorar las propiedades físicas de los suelos y validar una alternativa productiva al problema de la disposición actual del aserrín.



El énfasis puesto en el provecho del aserrín se debe a que es rezago de la industria maderera de la zona, que actualmente consta de más de 400 establecimientos en las localidades de Machagai, Presidencia de la Plaza y Quitilipi. Los resultados fueron que la porosidad del suelo se incrementó en 130% y la capacidad de infiltración del agua de lluvia aumentó hasta el 300% en algunas dosis.



El desarrollo de esta técnica pone a disposición de los productores afectados por problemas de compactación de suelos que se perjudican año a año, porque los mismos redujeron la capacidad de infiltrar y conservar
el agua como stock hídrico para el desarrollo de los cultivos.



DISERTACIONES



Para comenzar las ponencias, la ingeniera Cristina Sotelo expuso las bases técnicas para la realización de abonos orgánicos, en este caso con aserrín de algarrobo, como rezago de la industria de la madera. Posteriormente, Germán Pérez y Patricio Cowper Coles, también miembros del Instituto Agrotécnico, hicieron una demostración práctica del método de armado de las pilas para la obtención de abono, detallando las mezclas con estiércol (base nitrogenada) o rastrojos de cultivos (tomate en este caso), enfatizando en el monitoreo de la humedad y temperatura para lograr el objetivo, así como de los beneficios de la incorporación al suelo.



A continuación, Natalia Mansilla y Claudia Panzardi, de la Dirección de Suelos y Agua Rural, expusieron y mostraron resultados sobre otra experiencia realizada en la cual se utilizó aserrín de algarrobo mezclado con un producto comercial orgánico (que contiene nutrientes y microorganismos) que también proporciona los elementos necesarios para la fermentación y elaboración de abono.