Lunes, 5 Diciembre, 2011 - 18:20

Ni anuncios ni trascendidos: Cristina todavía no deja saber cómo formará su gabinete

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La presidenta Cristina Fernández todavía no difundió los nombres de sus futuros colaboradores y tampoco hay pistas firmes sobre cuáles de los ministros continuarán, ya sea en sus puestos o en otra cartera y quiénes se sumarán al gabinete a escasos días de su reasunción. La jefatura de gabinete y el ministerio de Economía son dos grandes incógnitas.





Tampoco hay certeza sobre si continuarán los 15 ministerios actuales coordinados desde la jefatura de Gabinete, mientras que algunas versiones señalaban la creación de una cartera de comunicación o de la fusión de dependencias en un superministerio de Economía y Planificación.



Ante el silencio oficial, se generó en las últimas semanas un verdadero festival de nombres pero todavía no hay ninguna confirmación.



Lo curioso es que en torno a los supuestos postulantes no hay muchos nombres nuevos sino algunos cambios de ministros y la eventual suba de jerarquía de funcionarios de menor nivel.



La Jefatura de Gabinete, ocupada hasta el sábado por el flamante senador Aníbal Fernández, que con distintas funciones está en el gabinete del kirchnerismo desde el 2003, es el lugar clave. El secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, habría declinado hace un par de semanas el ofrecimiento presidencial para ocupar ese lugar y desde ese momento comenzó a tomar fuerza la posibilidad de que Julio De Vido fuera finalmente el elegido porque Cristina Fernández habría descartado a Florencio Randazzo, Nilda Garré y Juan Manuel Abal Medina.



Ya sea desde la jefatura de Gabinete o desde una eventual cartera de Economía y Planificación unificada, De Vido, uno de los funcionarios más respetados por sus pares, una de las tareas que le tocaría será apelar su buena relación con Hugo Moyano para morigerar los efectos de la disputa que mantiene el titular de la CGT con la jefa del Estado.



Precisamente el sucesor del vicepresidente electo Amado Boudou en la cartera de Economía es la casilla vacía que tiene más nombres. A Mercedes Marcó del Pont y Hernán Lorenzino, que se habían mencionado poco después de las elecciones de octubre, se sumaron en las últimas semanas los de De Vido, Débora Giorgi y Juan Carlos Fábrega.



El gobernador de Tucumán, José Alperovich, que la semana pasada sonaba con mucha fuerza, desmintió haber sido tentado para ocupar ese puesto y se bajó de cualquier especulación sobre su futuro en el gabinete nacional porque se quiere quedar en su provincia donde recientemente fue electo por amplia mayoría.



"Nadie me ofreció nada, pero yo he dicho que me voy a quedar en Tucumán a gobernar, porque la gente me ha votado para eso y es lo que más me gusta así", señaló el mandatario.



En tanto, las posibilidades de De Vido y Débora Giorgi conllevarían la posibilidad de una reestructuración de Ministerios, ya que el primero ocupa desde el 2003 la cartera de Planificación Federal, mientras que la segunda está al frente de la de Industria. En caso de ser Giorgi designada al frente de Economía, el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, podría ocupar su lugar e incluso, en su momento, se mencionó la posibilidad de que el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Federico Nicholson, se hiciera cargo del área, algo que en los últimos días pareció diluirse.



Hernán Lorenzino es actualmente secretario de Finanzas y viene llevando adelante desde el 2008 las negociaciones vinculadas con lo que el Gobierno llama el desendeudamiento.



Tiene un rol destacado en las negociaciones para la reestructuración de la deuda que la Argentina mantiene con el Club de París y, se comenta, que sería el hombre a quien apoya Boudou para ocupar su lugar.



En el caso de Mercedes Marcó del Pont, su arribo a la cartera económica también implicaría una reestructuración en el comando de las instituciones financieras dependientes del Estado.



La actual presidenta del Banco Central, en caso de acceder al Palacio de Hacienda, podría ser sucedida, según las especulaciones, o por el vicepresidente de esa entidad Miguel Ángel Pesce o por el presidente del Banco Nación, Juan Carlos Fábrega.



Esta segunda opción e incluso la que menciona a Fábrega como candidato a ocupar el lugar de Boudou, implicaría también que otro funcionario, que podría ser el actual secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se haga cargo del Banco Nación.



La cartera de Agricultura, cuyo titular Julián Domínguez pasa a la Cámara de Diputados podría ser encabezada por Norberto Yahuar, actual subsecretario de pesca, en tanto hay muchos rumores sobre la permanencia de Carlos Tomada en Trabajo.



Según el esquema actual, siempre según versiones, Randazzo continuaría en el ministerio del Interior, Garré en Seguridad, Julio Alak en Justicia, Héctor Timerman en la Cancillería, Arturo Puricelli en Defensa, Alicia Kirchner en Desarrollo Social, Juan Manzur en Salud -el único confirmado- y Lino Barañao en Ciencia y Tecnología.



No hubo rumores sobre el futuro de Alberto Sileoni en Educación ni de Enrique Meyer en Turismo.
Fuente: 
Agencia DyN