Lunes, 5 Diciembre, 2011 - 11:26

Correo de nuestros lectores
Pasivos subsistiendo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Días atrás un informe de la Defensoría de la Tercera Edad estimó que "la canasta básica de un jubilado rondaría los $3059" y un jubilado que hoy gana la mínima no llega a cobrar ni el 50% de ese monto. Ni hablar de las pensiones no contributivas.

Y con los aumentos que han habido ultimamente en algunos productos de la canasta ¿Cómo hace un jubilado para vivir con $1434 por mes?



Sabemos que en el recorte de subsidios estarán exceptuados,pero aún así y teniendo en cuenta que deben contar con gastos en medicamentos o de algún tratamiento complejo y costoso, es imposible que puedan sostenerse con ese sueldo irrisorio.



Cualquier trabajador piensa a la hora de jubilarse en disfrutar de su ocio,divertirse,viajar, realizar algún hobby.Sin embargo luego caen en la cuenta que después de haber trabajado 30 años o mas con lo que cobran a penas les alcanza para subsistir.Y se plantea algunos problemas a la hora de comprar remedios o ir al supermercado,tomar un taxi,remis o ir en el colectivo,seguir el tratamiento de alguna dolencia o ir al hospital a solicitar turno que luego les otorgan para algunas semanas adelante y a veces en meses.



Cuando se es joven la vejez se ve como algo lejano que no parece alcanzable, y se esta en actividad con vitalidad, disfrutando de todo lo que se pueda.No se toma conciencia de lo que significa ser un jubilado que cobra la mínima hasta que llega ese momento que todo cambia porque se transforma en "pasivo",con las limitaciones físicas,los dolores y achaques propios de la edad que van sumando a los efectos del cuerpo las carencias que les producen la limitacion económica que hoy padece un jubilado y pensionado que contrasta con su vida de activo.



Si bien tanto el Anses como el Pami son sostenedores financieros del Estado.Pero dichos fondos que por ley deberían usarse para sus beneficiarios como son nuestros mayores, se utilizan para solventar el gasto estatal.



Mientras tanto, ellos con penoso equilibrio tratan de llegar a fin de mes mientras los que deben tomar decisiones, no se dan cuenta de lo difícil que es vivir con ese sueldo mínimo y que es devorado a diario por la inflación.



(*)[email protected]