Sábado, 3 Diciembre, 2011 - 19:27

Medidas cambiarias contienen a la mitad la salida de capitales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La salida de capitales privados a principios de año era de u$s1.000 millones promedio mensual, y se estima orilló los u$s4.000 millones en Octubre. La magnitud desembocó en las nuevas medidas en el mercado de cambios, dado que ponía en jaque a las reservas del BCRA al tipo de cambio oficial.

Tras las medidas, los guarismos advierten que en Noviembre la salida de capitales privados descendió a la mitad. Datos preliminares anticipan que la formación de activos externos por parte del sector privado sería cercana a u$s2.000 millones en Noviembre, frente a los casi u$s4.000 millones de Octubre.



Ahora bien, el anhelo de dolarización del sector privado está tan vigente como antes, sino más. El deterioro externo fomenta la salida de capitales ante una economía expuesta a la crisis internacional. En efecto, la ausencia de superávit fiscal, superávit externo, falta de acceso a los mercados financieros y menores reservas en el BCRA, deja a la economía sin colchones para afrontar un nuevo shock externo.



Frente a las nuevas restricciones que imposibilitaron a muchos la dolarización de cartera, el alza en las tasas de interés en el mercado local terminó otorgando resguardo, por lo menos para quienes sin opción al dólar, querían cubrirse de riesgo cambiario.

La Badlar subió a 20% anual, en tanto que a minoristas ya se ofrece 15% anual por la confección de un plazo fijo.



Las actuales tasas de interés cubren la mayor parte de la campana de probabilidades de una devaluación a un año de plazo.

En los primeros 18 días de Noviembre, los depósitos a plazo fijo en pesos del sector privado subieron en $3.400 millones, cuando en todo el mes de Septiembre los plazos fijos privados habían aumentado en $1.000 millones y en Octubre $2.500 millones.

En suma, con las medidas el BCRA logró cortar el financiamiento de la salida de capitales con sus reservas, al costo de desdoblar el tipo de cambio. Aun así, el nuevo piso de dolarización tampoco permite acumular reservas al BCRA.



Cualquier control de precios funciona en el corto plazo, pero la convertibilidad, el actual cuadro energético o el stock ganadero, por nombrar los ejemplos más recientes, advierten que el costo de sostenerlo se incrementa a medida que se acumula la distorsión y que se refleja en la diferencia entre el precio oficial y el precio de mercado.
Fuente: 
(*) (DyN) Ramiro Castiñeira es economista jefe de Econométrica.