Viernes, 2 Diciembre, 2011 - 10:40

"Nos sentimos hermanos en la construcción de esta política pública", remarcó Romero desde Buenos Aires

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Educación provincial participó de la 38º asamblea del Consejo Federal de Educación. Se refirió al espacio de debate con las demás jurisdicciones como, “el ámbito para discutir y para creer que tenemos patria”.

Este jueves se realizó la 38° asamblea del Consejo Federal de Educación en el palacio Sarmiento con la presencia de los titulares de las carteras educativas de todas las jurisdicciones. Como es usual, la reunión fue presidida por el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni; la secretaria, María Inés Abrile de Vollmer; el secretario general; profesor Domingo De Cara, y las autoridades competentes en los temas desarrollados de la agenda de este Consejo.



En la oportunidad, los ministros que conforman el Consejo Federal de Educación realizaron una evaluación del trabajo del organismo. A su vez trataron diversos temas que tienen que ver con el período comprendido entre diciembre del año 2007 hasta la actualidad y las acciones a futuro vinculadas con la educación de nuestro país.



Entre los temas propuestos cada provincia emitió su opinión sobre: las asambleas federales, la articulación entre el ministerio nacional y los ministerios jurisdiccionales, Tecnología y Educación, y los nuevos desafíos previstos por la Ley de Educación Nacional.



El ministro del Chaco, Francisco Romero, al referirse a las acciones de este Consejo Federal afirmó que “es el Consejo Federal más federal y democrático que tiene la Argentina”. Y reafirmó la idea de que la existencia del Ministerio de Educación de la Nación “es justamente para garantizar el derecho social y la educación ya que se está reestructurando en términos nacionales y jurisdiccionales un sistema educativo para todos”.
Agregó: “Venimos de la fragmentación del conocimiento y de programas compensatorios y focalizados en desmedro de las políticas universales”.



NACIÓN Y PROVINCIAS


En cuanto a la articulación de las políticas nacionales y las de sus jurisdicciones, los miembros de cada provincia destacaron que “este consejo funciona muy bien y debate los grandes temas”. “Hay que reivindicar la política de búsqueda de consenso que sólo en un proceso histórico político como éste se puede dar”, refirió el ministro chaqueño con respecto a los nuevos desafíos comprendidos en la Ley Nacional. También abogó por más consejos federales temáticos “que nos permitan profundizar algunas discusiones”.



Entre las temáticas que esperan un debate minucioso para las asambleas futuras, los ministros coincidieron en la necesidad de trabajar por una mayor permanencia de los alumnos en la escuela, “y esto supone la profundización de los diseños curriculares y un plan quinquenal con un norte concreto”, explicó Romero.



EMANCIPACIÓN CULTURAL

El ministro Romero adelantó que se está próximo al segundo bicentenario, “el bicentenario de la independencia y de la emancipación cultural, o sea, el de la erradicación de todas las clases de analfabetismo que todavía tenemos, el de la construcción de ciudadanía” remarcó.” Así hablamos de -plena inclusión- y de esta manera se está forjando una pedagogía a la emancipación ciudadana, que supone que todas y todos tienen el derecho de aprender”.



DESAFÍOS


Los ministros programan un trabajo específico para direccionar las políticas que ya están instaladas para garantizar esa mayor cobertura. Romero, comentó que “el famoso quiebre entre el discurso y la práctica, entre otras cosas, pasa por estas cuestiones. “La educación es el hecho político por excelencia y la construcción de ciudadanía la tenemos que ejercer”. Además, argumentó que “cuando hablamos de nuevo contrato pedagógico en las escuelas, comunidad y familia, es importante que busquemos la forma de expresión democrática y organizada de los todos los actores que son vitales” agregó.



Para finalizar, el representante de la cartera educativa chaqueña
señaló,
“en este Consejo Federal nos sentimos hermanos en la construcción de una política pública educativa; y este es un ámbito para discutir y también para creer que tenemos patria”.