Jueves, 1 Diciembre, 2011 - 09:20

Declaró el médico que intervino en el caso de Morena, la menor fallecida en Femechaco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En el marco de la investigación por el deceso de la pequeña de 19 meses, la Procuración General precisó los detalles de la declaración que hizo el médico que atendió a la pequeña, que sería César Picón. El hecho se produjo el sábado pasado. La entidad médica denunció que la menor habría sufrido abusos, por lo que intervino la Fiscalía, detuvo a los padres, un tío y un abuelo, y el proceso está en curso. La familia acusa al nosocomio, y habla de mala praxis.





El informa de la Procuración General sobre fallecimiento de la menor, detalla textualmente lo siguiente:



“La Procuración General hace saber que en el marco de la causa 37171/11 “R.A.C., B.M.C., A.L.F., V.C. sobre delito contra la integridad sexual (calificado)”, por la que se investiga la muerte de la menor M.F.C. de un año y siete meses, prestó declaración testimonial el médico que la atendió en la mañana del 26 de noviembre en el Sanatorio Femechaco”.



“Durante su presentación ante la fiscal de investigación nº 6, Liliana Irala, el
galeno C.P. relató que la bebé tenía evidencias de lesiones en la zona anal y prolapso intestinal, por lo cual “se le practicó una cirugía abdominal constatándose líquido peritonal purulento (pus)” y que posteriormente “pasó a la unidad de terapia intensiva, falleciendo a las 00.20 (del 27 de noviembre) por paro cardiorrespiratorio”.



“Ante la funcionaria judicial C.P. afirmó que la madre le comentó sobre los dolores abdominales que tenía le pequeña y que le llamó la atención “la mala evolución de éste cuadro… ya que a simple vista se veía que era una niña bien cuidada y bien nutrida”.



“Asimismo señaló que entre el momento que ingresó al sanatorio hasta que fue derivada al quirófano transcurrieron “entre diez y doce horas”, pues en ese lapso se realizaron todos los estudios médicos de rigor”.



“El profesional de la salud indicó que una vez el cuerpo médico decidió la intervención quirúrgica se “informó debidamente a los padres y ellos firmaron el consentimiento”. Pero luego “al iniciar la anestesia la nena hace un paro cardiorespiratorio recuperándose luego de las maniobras de reanimación… salimos a hablar con los padres, le informamos lo que pasó, y que la niña se había recuperado y que debíamos realizar la intervención quirúrgica a pesar de los riesgos que podía incluso no tolerar la cirugía, y nos dijeron que se haga lo que se tenía que hacer”.



“En su testimonio el médico señaló que debieron extirpar el apéndice y realizar una transfusión de sangre. De todas formas tuvo que seguir conectada al respirador artificial y se le suministraron otras drogas “por su mal estado general”. Una vez en terapia intensiva “realizó un nuevo paro cardiorespiratorio” que no pudo ser revertido pese a las maniobras de reanimación”.



“Finalmente indicó que informó al abuelo de la menor sobre la necesidad de realizar una autopsia para determinar el origen de la lesión que detectaron en la zona anal y rectal”.