Miércoles, 30 Noviembre, 2011 - 20:03

Desde Femechaco desmienten haber hecho una denuncia por abuso para tapar una mala praxis por la muerte de Morena

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Fuentes de Femechaco desmintieron a DiarioChaco.com que haya habido una maniobra para ocultar una mala praxis, como afirman los familiares de Morena Frías Cardozo, que falleció el sábado pasado en el sanatorio tras una cirugía. “Se encontraron, además de la infección, otras lesiones cuya causa se desconocía. Es por eso que desde el servicio del sanatorio se solicitó una autopsia. El abuelo de la chiquita estuvo de acuerdo con esta solicitud y lo demás está en la justicia”, afirmaron desde el sanatorio.







Tal como explicaron fuentes de Femechaco a DiarioChaco.com, Morena ingresó con un cuadro de peritonitis. “La chiquita llegó en una condición deteriorada y en 10 horas se realizaron todos los estudios, el diagnóstico y la cirugía”, explicaron en relación a la atención que recibió en ese centro.



En este momento los padres y uno de los tíos de Morena, que compartían la vivienda con ella y sus abuelos, están detenidos.
Es que la justicia determinó
que existen pruebas para suponer que la chiquita había sido abusada sexualmente. Sin embargo, la tía de la menor, María del Carmen Cardozo se acercó a este diario para desmentir que haya existido abuso de parte de la familia y cargar la responsabilidad de su muerte al sanatorio Femechaco, por una supuesta mala praxis: “En ningún momento se le hicieron exámenes a Morena y decidieron operarla por una infección intestinal”, afirmó la mujer.



Lo que desató la muerte de Morena con un paro cardiorespiratorio fue un shock séptico, es decir, una infección generalizada. “Lo que se desconoce y no se puede determinar es cuál es el origen de la infección”, explicaron desde Femechaco. “En esas condiciones, no se conoce la causa de la muerte, por lo que se solicita la autopsia. Consideramos que lo que prestigia a cualquier servicio en el mundo es la cantidad de autopsias que solicita. De lo contrario los médicos están firmando cualquier cosa, decesos cuya causa se desconoce. Hubiera sido irresponsable firmar una causa de muerte que no se pudo determinar en realidad”, añadieron.



Lo que llamó la atención sobre la situación de Morena, explican desde Femechaco, fue que además de la infección intestinal la chiquita tenía otras lesiones “de las cuales desconocemos las causas, no hacemos presuposiciones de ningún tipo”, explican. Y en relación a esta situación, afirman desde Femechaco, fue convocado el abuelo de Morena. “Se le hizo ver al abuelo las lesiones que tenía la nena, visibles a simple vista. El estuvo de acuerdo en solicitar la autopsia”, aseguraron.



Para María del Carmen Cardozo “autoridades del Sanatorio Femechaco reportaron a la justicia un caso de abuso sexual, para justificar un caso de mala praxis, que derivó en la muerte de la nena”. La mujer asegura que, ya en un coma irreversible, los médicos convocaron a los padres y realizaron frente a ellos un tacto rectal. “Le introdujeron cuatro dedos en el ano a la nena, dando por explicación que iban a acomodarle el intestino. ¿Con qué objeto, si la nena ya estaba en un coma irreversible?”, plantea la tía.



El informe de todos los procedimientos que se llevaron a cabo a la criatura, aseguran en Femechaco, están en manos de la justicia. Desmienten que se haya realizado un tacto rectal frente a los padres. “El único tacto rectal lo realizó el cirujano para confirmar o descartar un diagnóstico de invaginación, de acuerdo al procedimiento establecido para estos casos. Este cuadro fue descartado y no se realizó ningún otro tacto rectal”.



¿Puede una lesión anal derivar en una infección como la que tuvo Morena? “Dentro de las causas se pueden contar una infección en la cola o un traumatismo”, señalaron desde el sanatorio.



La tía de la nena asegura que fueron ellos, los familiares, los que solicitaron la autopsia frente a las dudas por el accionar médico. Desde Femechaco señalan que la solicitud de la autopsia fue de la institución, ante las lesiones “por causa desconocida”, que presentaba la beba. La tía también dice que llevaron a la chiquita a cirugía sin informar a los padres. Desde Femechaco afirman que cuentan con el consentimiento informado, firmado por los progenitores.



Lo demás fue consecuencia de la intervención de la justicia y, por ahora, los padres Leonardo Farías y Marisa Cardozo, así como el tío Ramón Adrián Cardozo están detenidos, y junto al abuelo Virginio Cardozo, son investigados por el supuesto abuso de Morena.