Martes, 29 Noviembre, 2011 - 21:03

Pedrini valoró la inteligencia policial que dilucidó los vínculos de jefes penitenciarios en una causa por narcotráfico

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Gobierno de la provincia, Juan Manuel Pedrini, se refirió al fallo judicial que condenó a un sicario vinculado con un alto jefe penitenciario. “Fue la Policía del Chaco la que investigó y descubrió el caso sin encubrir a nadie y llegando hasta las últimas consecuencias”, enfatizó.

De esta manera, tras conocerse la sentencia judicial contra el sicario Gustavo Encina, el funcionario ponderó el trabajo de los hombres de la Policía del Chaco “que descubrieron una red narco que vinculaba a funcionarios del Servicio Penitenciario”.



“La tarea de inteligencia que realizaron hombres de la fuerza, que ya venían trabajando en este tema, fue fundamental para esclarecer los hechos. Nuestros hombres no encubrieron el accionar del exjefe penitenciario, Ernesto Risso Patrón, que hoy está preso”, enfatizó Pedrini.



El pasado viernes, la Cámara Segunda en lo Criminal de Resistencia condenó a 23 de años de prisión efectiva a Gustavo Encina, al encontrarlo culpable del asesinato de Fernando Rodas, ocurrido en la mañana del 8 de noviembre de 2010. Este episodio tendría directa relación con otro hecho de sangre ocurrido en la misma jornada y cuyo principal sospechoso también es Encina. Las investigaciones relacionaron a este sujeto con un exjefe de la Alcaidía local, en base a las escuchas telefónicas analizadas por la Justicia.



UNA EFICAZ INVESTIGACIÓN



El titular de la cartera de Gobierno remarcó que “la policía descubrió todo lo que sucedió”.

“La actual conducción hizo las investigaciones”, destacó Pedrini. En ese contexto recordó que durante la jornada del doble homicidio “rápidamente se esclarecieron los hechos y no se ocultó absolutamente nada”. “No hubo protección ni encubrimiento hacia algún oficial del Servicio Penitenciario que estaba involucrado y que hoy está detenido”, acotó.



Fue más allá y resaltó que “hay un grupo importante del Servicio Penitenciario que no está más en la Alcaidía (de Resistencia), ya que han sido separados preventivamente. Las investigaciones están en curso y no hay ningún tipo de encubrimiento hacia ninguno de los sectores”, señaló.



Finalmente, Pedrini consideró necesario para el caso “un castigo ejemplar, que lógicamente debe imponer la Justicia”, para que “este mal ejemplo no se traslade al resto de la fuerza y se advierta que hay un gobierno que no genera impunidad para nadie”, concluyó.