Martes, 29 Noviembre, 2011 - 14:49

Ríos murió de dos puñaladas
Caso Ríos: Moya, el único imputado dijo que fue victima de la agresión de Ríos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En la Sala Unipersonal de la Cámara del Crimen Nº 1 de Sáenz Peña, a cargo de Horacio Oliva se abrió el debate en el que Carlos Moya, principal acusado relató que fue agredido por Ríos y que las puñaladas fatales fueron accidentales provocadas por la misma circunstancia de enfrentamiento. Por su parte el médico policial Marcelo Sena indicó que las heridas que recibió Ríos “definitivamente serían mortales”.

En la mañana de este martes se abrió el debate y tras la presentación de los testigos, se leyó la requisitoria de elevación a juicio e inmediatamente el único imputado por la muerte de Eduardo Ríos, Juan Carlos Moya indicó que a “este desenlace se produjo por viejas rencillas que mantenía con el joven Ríos”.



Juan Carlos Moya dijo que los problemas y las discusiones con Ríos eran de vieja data y, según relató el joven apuñalado llegó a amenazarlo “sentía celos de su mujer, por ese motivo tuve que ir a vivir a otro barrio” indicó. Aseguró además que el día del incidente se encontró con Ríos quien le dijo “te dije que te iba a matar”. Luego Ríos “me pegó una patada en la moto”.



Según relató Moya; Ríos sacó un cuchillo, hubo un forcejeo entre ambos cuando, Moya le quita el cuchillo y lo apuñala una vez. Ríos cae arriba de Moya intenta sacarlo de encima y lo vuelve a apuñalar. Ríos queda tendido en el piso y el cuchillo al lado, mientras que Moya huye del lugar porque “tenía miedo de la familia”.



El relato de Moya se contradice al del padre de Ríos quien también prestó declaración. Ramón Ríos que asistió a su hijo minutos después del ataque de Moya aclaró que conoce a Moya desde que nació y dijo que su hijo nunca tuvo problemas con él y que tampoco andaba armado.



Por su parte el médico policial Marcelo Sena señaló que las heridas que recibió Ríos fueron mortales por dos aspectos, por la pérdida masiva de sangre en la zona inguinal y por la perforación pulmonar, “estas heridas son mortales”, dijo Sena. Explicó que el joven Ríos presentaba una herida de arma blanca en la zona inguinal, por donde salieron las vísceras, por lo que fue operado de urgencia, pero sin embargo los esfuerzos médicos no fueron suficientes para salvarle la vida.



El abogado querellante de la familia Ríos, Juan Pokorny explicó que “Moya efectúa su declaración, sabemos que el imputado puede mentir, no se le toma juramente, el puede decir lo que le parezca para su defensa, porque es un medio defensivo no un medio de prueba, pero después hay que probar esos dichos, pero por lo que existe en el expediente penal no se va a poder probar, esta supuesta lucha entre Ríos y Moya, el señor Moya no presentaba lesiones y tampoco en el cuerpo de Ríos había indicios de que hubo una riña previa, además los testigos que fueron presenciales del hecho no hacen referencia a esta pelea”.



“Fue un día bastante duro para nosotros porque volvemos a revivir todo este dolor y más aun con la presencia de su asesino cara a cara en la sala”, dijo la hermana de Ríos.



Dijo que no le sorprendió la declaración de Moya, “es un Moya, sabemos que es mentiroso, tiene al sangre fría, estaba en la sala de audiencias y se nos reía en la cara, así que no estamos sorprendidos”.



Respecto del desenvolvimiento de la señora Aquino aseguró la hermana de Ríos que “habría recibido amenazas por parte de un familiar del detenido y este fue el motivo por el cual ella quiso cambiar su declaración, estaba muy nerviosa, estaba con temor”. La familia Ríos espera que “el juez tenga la convicción de hacer justicia”.



La defensa asumida por el abogado Aníbal Orellana prefirió no hacer declaraciones hasta después de la sentencia. El juicio continuará el próximo 01 de diciembre, donde una de las testigos deberá se traída por la fuerza pública.