Lunes, 28 Noviembre, 2011 - 08:37

La crisis europea se hará sentir en 2012 y hasta Alemania se las verá con una "recesión superficial"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Así lo indicó un reciente informe de la OCDE. En mayo se pronosticó un crecimiento para 2012 del 2% en la zona Euro; ahora se “recalculó” y será del 0,2%. Para frenar el “contagio”, dicen, el Banco Central Europeo tendrá que poner freno a los rendimientos de los bonos soberanos. Además, si EEUU se inclina por el ajuste, también entraría en recesión. Alemania iba a crecer al 3%; ahora se prevé un 0,6%. China también crecerá menos: el 8,5%.







La amenaza de una desaceleración económica más intensa crece si la zona euro no logra resolver su crisis de deuda y si los legisladores norteamericanos no acuerdan un plan para reducir la deuda del país, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).



En ausencia de medidas fuertes por parte de las autoridades europeas, el Banco Central Europeo tiene poder para contener la crisis, dijo la OCDE.



En contraste, en los Estados Unidos la Reserva Federal tiene pocas herramientas disponibles. Si bien el sólido crecimiento de las grandes economías emergentes daría un impulso a la economía global, el menor comercio mundial golpearía a China, sostuvo la organización con sede en París.



En su informe, la OCDE estimó que la economía mundial crecería un 3,4 por ciento en el 2012 y un 3,8 por ciento este año.



Esas cifras son menores a las pronosticadas en mayo, cuando la OCDE proyectó un crecimiento del 4,2 y del 4,6 por ciento para este año y el próximo, respectivamente.



Mientras lucha por contener una crisis sin precedentes, la zona euro ya ha entrado en recesión y apenas crecería un 0,2 por ciento en el 2012, señaló la OCDE, que en mayo había pronosticado una expansión del 2,0 por ciento para el año próximo.



La OCDE dijo que muchas preguntas clave sobre la respuesta de la zona euro a la crisis seguían sin despejarse.



"Lo que hemos visto es un aumento del contagio y un probable golpe a Alemania también", dijo el economista jefe dela OCDE, Pier Carlo Padoan, durante una entrevista con Reuters.



"Por lo tanto, lo primero, la absoluta prioridad, es detener eso y que en lo inmediato el único actor que puede hacer eso es el BCE", agregó, instando al banco central a comprometerse a poner un freno en los rendimientos de los bonos soberanos.



Al otro lado del Atlántico, la Reserva Federal tiene menos espacio para intervenir si la economía estadounidense entra en un bache, debido a que ya ha inundado el sistema financiero del país con liquidez.



"El ajuste fiscal, que podría producirse de manera automática, generaría en nuestra opinión una recesión en Estados Unidos", afirmó Padoan.



Siempre y cuando el Congreso estadounidense alcance un acuerdo sobre la deuda, la economía del país crecería un 1,7 por ciento este año y un 2,0 por ciento el próximo, por debajo de las tasas de 2,6 y de 3,1 por ciento pronosticadas en mayo porla OCDE.



Ante las proyecciones de que el crecimiento del comercio mundial se desaceleraría a un 4,8 por ciento en el 2012 tras llegar un 6,7 por ciento este año, incluso China no quedaría

inmune.



La OCDE proyecta que el crecimiento del gigante asiático se desaceleraría a un 8,5 por ciento en el 2012 frente a un 9,3 por ciento este año.



El menor crecimiento del comercio y la pérdida de confianza por la crisis europea también arrastrarían a Alemania, que en el 2012 crecería un magro 0,6 por ciento tras expandirse un proyectado 3,0 por ciento en el 2011.



La mayor economía europea probablemente entre en una recesión superficial a fines de año, segúnla OCDE.



En uno de los pocos puntos positivos, la entidad estimó que la economía japonesa se recuperaría con fuerza del terremoto de marzo y crecería un 2,0 por ciento en el 2012 tras contraerse un 0,3 por ciento este año.
Fuente: 
Infobae.