Domingo, 27 Noviembre, 2011 - 21:36

España: Rajoy dice que no tiene "una varita mágica"; la prensa, que no se le cae una idea

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Aseguran que no tiene un programa contra la aguda situación económica. Al hombre del Partido Popular, que accedería al poder, recibiría la banda presidencial y, acto seguido, “los desempleados, la deuda y la estratosférica prima de riesgo serían cosa del pasado”, no le están saliendo las cosas bien. Por las dudas, Rajoy se defiende: “No va a haber milagros, no los hemos prometido”.





En grandes rasgos, de eso se trataba el discurso de campaña -que comenzó el día en que Zapatero asumió su segundo mandato, el 11 de abril del 2008- del presidente electo de España, Mariano Rajoy, alimentando las esperanzas del golpeado electorado, que continuaba viendo como semana tras semana los efectos de la crisis los haciá renunciar a beneficios, pensiones y hasta el propio trabajo.



"Tengan la seguridad de que volveremos y daremos la batalla contra la lacra del desempleo"; "La crisis puede ser arreglada en dos años"; "Rabajaremos la tasa de parados a más de la mitad" eran algunas de las promesas del político conservador que podían escucharse en los atestados mítines realizados durante estos meses de descarnado proselitismo. A mayor desesperación, mayor debe ser la apuesta -si es que se quiere sacar rédito de dicha desesperación.



Pero ahora que la aplastante victoria demanda acciones de los hombres elegidos para sanear la economía, y que los mercados continúan desoyendo las ilusiones por el nuevo gobierno, Rajoy se viene dedicando a bajarle el tono a sus declaraciones.



"No tenemos una varita mágica" declara ahora quien había asegurado tener una. "No va a haber milagros, no los hemos prometido" advierte Rajoy, a pesar de que, según el prestigioso diario "Público", estuvo "tres años y medio prometiendo milagros".



Por su parte, Rajoy todavía no reveló quienes serán los integrantes de su gabinete, aunque sí afirmó que "el primer que lo sabrá será el Rey". De todas formas, ya se conocen algunas de los planes a ejectuarse, según el programa electoral presentado del PP: recortes en salud y educación, una ley de extranjería más dura, facilidades para la compra de vivienda y fin de los subsidios a la cultura.
Fuente: 
Infobae.