Domingo, 27 Noviembre, 2011 - 12:01

Deuda del InSSSeP
Frangioli: "No recibimos ninguna propuesta pero hay un canal de negociación que sigue abierto"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En contacto con Diario Chaco, el presidente de Asociación de Clínicas y Sanatorios, Armando Frangioli, aclaró que la situación de su entidad no difiere en lo esencial de la de Federación Médica ya que también son acreedores de una deuda histórica con el InSSSeP, pero mantienen el diálogo tanto con la obra social como con el Gobierno. Esperan que los acuerdos de pago se hagan antes de que concluya el año y están dispuestos a aceptar, una vez consolidada la deuda con la entidad, que la salden en 10 cuotas.







El viernes fue la última reunión de ACLYSA con las autoridades del InSSSeP. De las propuestas que se pusieron sobre la mesa habrá novedades cuando este martes se vuelvan a juntar, esta vez, espera Frangioli, con respuestas concretas.



La realidad de ACLYSA, sostiene su titular, no es muy distinta a la de Federación Médica. De hecho, hermanadas en la atención al público, son interdependientes: los médicos nucleados en Federación también trabajan en los sanatorios; si no atienden, los sanatorios ven mermado su servicio.



“Muchos de los reclamos que tiene la Federación Médica y los conflictos que tienen con el InSSSeP son similares a los de nuestra institución: también tenemos una deuda importante, también recibimos pago de prestaciones varias veces al mes, tenemos atraso en las unidades que pagan y retribuyen los honorarios; la diferencia es que tenemos un canal de negociación y hemos avanzado en un cúmulo de acuerdos para salir del conflicto. La Federación Médica aparentemente perdió ese canal”.



En la búsqueda de una solución, Frangioli aspira a que el próximo martes, cuando vuelvan a reunirse con las autoridades del InSSSeP, se llegue a un acuerdo con la estabilidad del suscrito hace dos años con el Banco del Chaco (reciben “adelantos” que les permiten hacer frente al pago de salarios y cargas sociales que tienen fuerte impacto en los sanatorios). “Esperamos que de la misma forma podamos resolver con el InSSSeP, consolidar la deuda y que se pague en diez cuotas”, señala el dirigente. También acordaron pautas para buscar “otras soluciones a conflictos comunes”.



Con respecto a la solicitada publicada este domingo en medios locales, aclaró que no hubo ofrecimientos vinculados a la situación del paciente ambulatorio, que llega al consultorio caminando. “Nuestra responsabilidad es sobre la atención de los pacientes que consultan, que van a las guardias de los sanatorios en busca de una atención urgente y una internación”.



En cuanto a la posibilidad de que se llegue a un acuerdo “vital” para la entidad, recordó que el martes es una fecha límite: “O resolvemos, o acordamos negociar como dijimos el viernes, o estaremos también nosotros en una suerte de conflicto”.



De todos modos se mostró optimista: “Hemos tomado el camino de la negociación y creemos en la palabra de quienes negociaron con nosotros: el presidente (Atilio Velázquez), el gerente (Héctor Hugo Cramazzi), e incluso en alguna oportunidad el secretario de Economía”.



Pero queda poco tiempo para arribar a una solución consensuada: “Lo que pedimos tiene coherencia: que nos reconozcan los incrementos salariales de 2011 fijados en paritarias para el gremio de la sanidad, y los incrementos en insumos sanatoriales, pero queremos acordar ahora; hacerlo en 2012 sería extemporáneo”.



“Le planteamos al gobierno que tenemos una deuda que creció por atrasos; consolidemos esa deuda, hacemos el sacrificio financiero de esperar al InSSSeP y al Gobierno, que la deuda se distribuya en diez cuotas y que nos aseguren del uno al diez el ingreso de dinero para hacer frente a sueldos y cargas sociales, que son obligaciones intrasladables”.