Sábado, 26 Noviembre, 2011 - 20:53

En los medios hegemónicos
De Vido: "Existe una clara discriminación en el trato de la información"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, afirmó que “en los medios hegemónicos como Clarín y La Nación existe una clara discriminación en el trato que se le da a la quita de subsidios que ha encarado el gobierno nacional”, a la que comparó con “el trato casi favorable que recibió el aumento de 300 por ciento en el ABL que dispuso gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

“En el caso de la quita de subsidios se busca atacar el sistema de renuncia voluntaria, cuestionando su funcionamiento y publicando porcentajes de cuánto más van a pagar los usuarios para generar temor en la población", dijo el ministro.



Añadió que esos mismos medios omiten que "además de los que renuncien voluntariamente, sólo alcanza a los barrios de mayor poder adquisitivo y que en valores absolutos los montos serán menores que otros servicios como el cable o que el propio ABL, que aumentará para todos los hogares”.



De Vido evaluó que “el sistema está perfectamente ordenado y es una de las alternativas que ha puesto marcha el Gobierno Nacional, para darle al usuario que considere que no debe ser subsidiado la posibilidad de manifestarlo”.



Sin embargo, explicó que “también existen otros mecanismos como la quita de subsidios a los barrios de mayor poder adquisitivo, como se hizo en Puerto Madero, Barrio Parque y los countries, o la declaración jurada que comenzará a enviarse desde el 1 de enero a algunos barrios y zonas de Capital Federal y el Conurbano siguiendo el criterio de que sean las de más altos ingresos”.



“Todas estas iniciativas buscan que los subsidios, que son una herramienta de política económica que ha sido exitosa en nuestro país, luego de la peor crisis, para reactivar el mercado interno y mantener condiciones de competitividad, lleguen a aquellos que los necesitan y no terminen siendo una subvención para las calderas de las piletas de natación", indicó el funcionario y aclaró que "todos aquellos hogares que necesiten el subsidio lo mantendrán".



Respecto a la renuncia voluntaria, el ministro recordó que “tuvo su origen en un ciudadano que de buena fe y de acuerdo a sus convicciones comunicó a la empresa AYSA que no necesitaba ser subsidiado y solicitó que esos recursos vayan para los que todavía no tienen agua o cloacas”.



“A partir de allí se resolvió implementar también para el gas y la electricidad, dadas las reiteradas opiniones de personalidades públicas acerca de que no necesitaban el subsidio”, aseveró.



“Este mediodía la nómina de adherentes superó las 10.000 personas", agregó el funcionario nacional.



Por último señaló que “hoy un matutino informa cuánto costará el agua sin subsidio para lo que denomina `barrios caros`, sería bueno que sepan que los valores que se pagarán sin subsidios seguirán siendo un 180 por ciento más baratos que en Montevideo o un 273 por ciento menores a los de San Pablo", recalcó.