Martes, 22 Noviembre, 2011 - 07:12

Volvió a su casa la mujer que se arrojó de su balcón durante un asalto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La mujer de 45 años que hace un mes resultó gravemente herida al arrojarse desde el balcón de su departamento del barrio porteño de Recoleta, cuando era asaltada por dos delincuentes. Fue dada de alta y volvió a su casa aunque deberá permanecer en reposo, bajo tratamiento psiquiátrico, para recuperarse de tres operaciones.

Se trata de Cecilia Gutiérrez, quien explicó a DyN que su hija de 20 años, que padece de Síndrome de Down y al momento del robo estaba durmiendo con ella, se fue a vivir a Chile con su padre "para tratar de olvidar la pesadilla y poder continuar con una vida normal".



Según la mujer, que hace cinco días recibió el alta y pudo volver a su casa, como consecuencia de haber caído a la vereda desde su vivienda situada en el primer piso de Pacheco de Melo 2586, sufrió la quebradura de una muñeca, una costilla y el coxis, y además padeció serias lesiones en un pie y una gran cantidad de golpes en el costado derecho de su cuerpo.



Tras el asalto, Gutiérrez fue internada en el hospital Británico, donde la sometieron a tres operaciones por las cuales deberá permanecer al menos los próximos dos meses en una cama ortopédica para reponerse.



"La verdad es que no estoy bien y más allá de las lesiones en el cuerpo, estoy con tratamiento psiquiátrico para poder sobrellevar todo porque es imposible que pueda olvidarme y quedarme tranquila con lo que pasó", dijo la mujer a esta agencia.



Sobre los motivos que la llevaron a arrojarse al vacío desde el balcón en pleno asalto, explicó que "en ese momento sólo quería pedir ayuda a alguien como sea y esa fue la única alternativa que había". "Era de madrugada, nadie me podía escuchar y necesitaba pedir auxilio por mi hija ya que no podía dejar que alguien la viole, la golpee o le haga cualquier otra cosa, no hubiera resistido ver eso. Fue una ráfaga, una reacción rápida y por eso me tiré sin pensarlo, como hubiera hecho cualquier otra madre en esa situación", detalló Gutiérrez.



Por otra parte, la mujer reveló que, en realidad, nunca escuchó a los delincuentes entrar a la casa, sino que advirtió que estaba siendo asaltada cuando se despertó sentada en la cama y notó que uno de los ladrones le había puesto un cuchillo en el cuello, al igual que hizo el cómplice con su hija.



"Todavía no puedo explicarme cómo fue todo. Me desperté sentada al lado de mi hija y las dos teníamos un cuchillo en la garganta. No sé si me durmieron con algo o me golpearon en la cabeza dormida, pero no los escuchamos cuando entraron", contó. Según Gutiérrez, días después del episodio, su hija se fue a vivir a Chile con su padre "por tiempo indeterminado", debido al estado emocional que estaba sufriendo por el hecho. "Mi hija tuvo que dejar la escuela, sus actividades, su casa y alejarse de mí por el asalto y porque era constantemente estar recordando a los delincuentes. Ahora está más tranquila, pero espero volver a estar con ella cuanto antes", concluyó la víctima.



El asalto ocurrió a las 4.30 del pasado 19 de octubre en el edificio situado en Pacheco de Melo 2586 donde, aprovechando la oscuridad de la madrugada, los dos delincuentes treparon el frente del edificio de ocho pisos, presuntamente luego de colgarse de las ramas de un árbol. Los hombres accedieron al balcón del primer piso, donde violentaron la persiana y finalmente ingresaron al dormitorio para sorprender a la mujer y su hija discapacitada. La dueña del departamento forcejeó con los ladrones en la puerta ventana de la habitación, hasta que en medio de la pelea se arrojó al vacío desde el balcón para que los intrusos se fueran rápido del lugar. Luego de la caída de la mujer, los delincuentes escaparon inmediatamente sin llegar a robar.



La víctima, gravemente herida, fue asistida por el portero de un edificio vecino y, más tarde, los médicos de una ambulancia del SAME la trasladaron al hospital Fernández, tras lo cual fue internada en el hospital Británico hasta que recibió el alta la semana pasada y pudo volver a su vivienda.
Fuente: 
DyN