Lunes, 21 Noviembre, 2011 - 20:05

Los "beneficios" del convenio otorgado por Aerolíneas ¿la fuente del problema?

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una fuente del sector aeronáutico afirma que el principal problema que tienen las autoridades de la empresa de bandera es que “los pilotos vuelan entre 28 y 30 horas promedio al mes, cuando lo normal en otras compañías son 80 y esto se da porque en Aerolíneas se ha permitido que los pilotos manejen la programación de la compañía”.





De allí que, entre los anuncios se incluyó la creación de una Unidad de Planeamiento de Operaciones que dependerá directamente de Mariano Recalde, a la que reportarán directamente los pilotos, las tripulaciones de cabina, más la programación de planes de vuelo y de mantenimiento.



Entre las situaciones que el gobierno nacional prometió "revisar y reinterpretar" en el caso de Aerolíneas Argentinas están los "beneficios" de convenio otorgados por la compañía desde hace varios años, especialmente a los pilotos nucleados en la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA).



La programación por parte de los pilotos fue una concesión que se le arrancó al Grupo Marsans, "cuando los gremios presionaban y el Gobierno hacía la vista gorda", explicó la fuente.



Al respecto, el ministerio de Planificación Federal derogará las normas que permitían despachar los vuelos de manera descentralizada.



Según otro experto del mercado aerocomercial, "el gremio no va a ir al choque al principio, pero después sabe muy bien cómo hacer para complicar. Ya se lo hizo a Marsans", refirió. Entre los "beneficios" que ahora se pretende cortar está también el cómputo del tiempo de vuelo desde el momento en que los pilotos son pasados a buscar por su casa, lo que hace que "en algunos casos el piloto que llega al aeropuerto ya tenga dos horas de vuelo encima y cualquier demora produzca su vencimiento".



En este aspecto, la nueva normativa avanzará hacia la reinterpretación de cuál es el "tiempo de servicio" para los pilotos y la tripulación, ya que se planteará que el mismo comience a regir desde el ingreso al aeropuerto y no desde que el piloto o un tripulante es trasladado desde su domicilio hasta la estación aeroportuaria.



Las autoridades pretenden retornar a la interpretación histórica del vencimiento de las tripulaciones a las cuatro horas en el aeropuerto y la idea es que dicho período de espera máxima que tienen las tripulaciones se cuente desde que se cierra la puerta del avión y no desde que se llega al aeropuerto.

Otra particularidad del convenio interno es que los pilotos computan como 100% laborable los días que están "de guardia" a la espera de un probable reemplazo.



Aerolíneas buscará rever las normas referidas al tiempo de descanso de los pilotos después de una guardia, hayan o no prestado servicio. Otro tanto ocurrirá con el cálculo del horario nocturno en vuelo, ya que a hoy se considera "vuelo nocturno" tanto si se sale o si se llega de noche a un destino.



Entre otras de las ventajas de las tripulaciones está la cuestión de los husos horarios y los días de descanso, que determinan que, debido a la longitud del trayecto, las que viajan a Oceanía, compuestas por 19 personas, estén alojados dos semanas en un hotel cinco estrellas.