Lunes, 21 Noviembre, 2011 - 10:59

Correo de nuestros lectores
Convención Radical

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Convención Nacional de la UCR inauguró su jornada entre gritos y empujones. Alfonsín dijo que "no hay dirigentes que tengan las espaldas lo suficientemente anchas para conducir el partido".

Analizando estas palabras y teniendo como referencia el resultado de las elecciones pasadas, vemos que el radicalismo carece de un líder carismático, con ideas claras y superadoras que sobresalga por su imagen de fortaleza para que lleve nuevamente al partido radical a ser la segunda fuerza política del país como lo supo ser.



Internamente esa asimetría en las decisiones transferían una imagen débil que a la larga han generado las respuestas contradictorias en las urnas, a lo que ellos esperaban conseguir.



El acalorado y necesario debate en la Convención sirvió de catarsis para limar esas asperezas internas. Si bien en ese entrecruzamiento de posiciones el dirigente Leopoldo Moreau protagonista en el escenario de los insultos está conforme con todo lo que pasó allí. Aunque piensa que "el antikirnerismo bobo llevó al partido a la crisis en que se encuentra hoy".



Pero viéndolo desde afuera, el fracaso en las elecciones es producto de la propia crisis interna que esta sufriendo la UCR y que en esta convención quedó claramente demostrado.



Le cerraron las puertas a los jóvenes y a muchos independientes que se identifican con los principios del centenario partido, pero que ven que las ideas nuevas que puedan aportar serán eclipsadas por los "mismos de siempre",que manejan todo desde el dedo del poder.



Esta convención quizás ayude a ensamblar los pedazos rotos de una imagen debilitada que quedó evidenciada durante la campaña. Donde era obvio al verse desplegar un cartel con la leyenda "Nunca más" con las boletas de Alfonsín De Narvaez, y los gritos en su contra, que se les estaba recriminando por los errores cometidos en campaña, por negociar alianzas equivocadas. Era un pase de factura.



El propósito de lograr una reforma en la Carta Orgánica con vista a regular el voto directo de sus afiliados para elegir sus autoridades es fundamental para renovarse desde el corazón mismo de la UCR. Las miradas hoy están puestas en Mario Barletta de Santa Fe para suceder a Ernesto Sáenz.



Como partido se debían este debate, porque es poner sobre la mesa los errores cometidos, reconocer sus debilidades para trabajar a partir de ellas y fortalecerlas.

El hacer un "mea culpa común" es importante, porque si saben sacar provecho de esta convención y reconocer que se han equivocado y a partir de allí buscar el concenso con la mirada puesta en un objetivo mancomunado.



En que todos los sectores del partido ya sean los viejos dirigentes como los jóvenes, que con ganas de aportar ideas y trabajar duro, teniendo como experiencia este fracaso para no volver a cometer los mismos errores, los harán madurar y así articular nuevos desafíos.



La empresa no será facil, pero el compromiso es necesario para poder renacer de nuevo con mas fuerza y volver a ser lo que siempre fueron, llevando como bandera las palabras de Alem "que se rompa pero que no se doble" . Solo de ellos depende alcanzarlo.
Fuente: 
(*) Abogada