Lunes, 21 Noviembre, 2011 - 07:10

Con De la Rúa como acusado, este martes inicia el juicio oral por los sobornos en el Senado

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ex presidente Fernando de la Rúa, junto a dos de sus principales funcionarios en la Casa Rosada y varios ex senadores nacionales, comenzarán a ser juzgados este martes por los presuntos sobornos pagados para lograr la sanción de la Ley de Reforma Laboral, en abril de 2000.

El ex mandatario se sentará en el banquillo de los acusados junto con quien fue el secretario de Inteligencia en sus dos años de gobierno, Fernando de Santibañes, y el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique.



Los tres están acusados de cometer el delito de "cohecho" en su modalidad "activa", mientras por la misma figura penal, pero de forma "pasiva", fueron imputados seis ex senadores y el "arrepentido" Mario Pontaquarto, quien por esos tiempos trabajaba como secretario parlamentario.



De los seis ex legisladores sospechados de haber cobrado los sobornos, dos no estarán presentes en el juicio: el peronista salteño Emilio Cantarero, por su estado de salud, y el radical mendocino José Genoud, que se suicidó en 2008.

Quienes sí asistirán son los ex legisladores justicialistas Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Costanzo y Ricardo Branda.



Durante el proceso se estima que desfilarán ante los jueces unos 350 testigos, por lo que está previsto que las audiencias se extiendan hasta abril o mayo del año próximo. Los jueces del Tribunal Oral Federal 3 encargados de dictar sentencia serán Gerardo Larrambebere, Miguel Pons y Guillermo Gordo.



Meses atrás se mencionó que entre los citados estaría la presidenta Cristina Fernández, quien era senadora nacional en el momento de los hechos, además de el ex mandatario Carlos Menem, el jefe de la CGT, Hugo Moyano, y el ex vicepresidente Carlos "Chacho" Álvarez, quien renunció a su cargo tras denunciar el supuesto pago de dinero a cambio de la aprobación de la norma.



El más encumbrado de los imputados, el ex presidente De la Rúa, hizo pública este fin de semana su opinión sobre el proceso, al que calificó de "absurdo".

"No hay ninguna posibilidad de que haya sido cierto el pago de coimas. Es un absurdo que se ha instalado", manifestó De la Rúa al diario Clarín.



Además, el ex mandatario dijo sentir un "dolor inmenso" por verse como imputado, aunque anunció que estará presente "en todo el juicio como un tributo a la Justicia" y porque "no es común que un ex presidente vaya a juicio", sostuvo.



El ex mandatario extendió la calificación de "absurdo" para todas las causas judiciales en las que apareció como imputado desde que debió abandonar el poder en diciembre de 2001, en medio de un estallido social y económico en el que fueron asesinadas más de 30 personas en todo el país.



Las primeras pistas sobre el supuesto pago de cinco millones de pesos en sobornos para que fuera aprobada una polémica ley de reforma laboral las dio el actual secretario general de la CGT, Hugo Moyano, quien afirmó públicamente que Flamarique le había dicho que la norma sería sancionada porque controlaría los votos de los senadores con "la Banelco", en referencia a la tarjeta de extracción de dinero en cajeros automáticos.



Con posterioridad apareció el supuesto "arrepentido" Pontaquarto, quien se autoinculpó como el brazo ejecutor del pago de coimas con dineros presuntamente aportado por la SIDE que conducía De Santibañes.



El episodio provocó la renuncia del vicepresidente Carlos "Chacho" Álvarez aunque, en el reportaje brindado a Clarín, De la Rúa negó que fuese la verdadera razón de esa decisión, sin aportar otro posible motivo.



La causa de las coimas tuvo tiempo atrás otra derivación, cuando dos ex peritos fueron condenados a dos años y seis meses de prisión en suspenso al ser hallados culpables de falsear pericias para beneficiar a acusados en la causa.



Este hecho fue un desprendimiento del expediente principal por el presunto pago de los cinco millones de pesos. De esta forma, los ex peritos Rubén Villalba, de la Policía Federal, José Bolatti, contratado por el ex titular de la SIDE, resultaron condenados el mes pasado porque declararon en la Justicia a favor De Santibañes y del fallecido Genoud falsificando informes telefónicos.
Fuente: 
Agencia DyN