Viernes, 18 Noviembre, 2011 - 19:49

Ni accidentado ni muerto: le rompieron la cabeza y lo asaltaron

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El 15 de octubre Adelo Cáceres salió a caballo de su casa en Charata y apareció tirado en un camino vecinal con su moto al lado y la cabeza rota. Once días después despertó en el Hospital de Sáenz Peña. A él le dijeron que tuvo un accidente, a su mujer le habían dicho que estaba muerto, pero Cáceres sabe que fue un robo.

No es que Adelo Cáceres haya perdido la memoria o la cordura. El está seguro de lo que sabe: salió de su casa a buscar unos animales montado en su caballo. Cuando se bajó, recibió un golpe en la cabeza. En el momento en que lo encontraron tirado junto a su moto en un camino que une Villa Angela con Enrique Urien estaba inconciente. Se despertó 11 días después en el Hospital 4 de Junio.



A su mujer, que estaba en la iglesia cuando todo sucedía, le dijeron que su marido estaba muerto. Y al despertar, a Cáceres le explicaron que había tenido un accidente.
Pero no se dejó engañar porque pronto se dio cuenta de que faltaban $ 700 de su casa. “Se llevaron el dinero, pero no se llevaron una motosierra, motores y otras cosas de mayor valor”.



Cáceres descubrió un detalle que delata la impericia de sus asaltantes: “A mí me golpearon al cabeza del lado derecho, pero rompieron mi casco del lado izquierdo”. Es que el hombre asume que intentaron simular un accidente para tapar el robo, como si se hubiera caído de la moto.



Lo cierto es que el golpe en la cabeza no fue cosa de nada: a Cáceres tuvieron que hacerle cirugía para sacarle trozos de su propio cráneo que se le incrustaron en el cerebro. Y todavía tiene pendiente una nueva intervención para colocarse una prótesis que cubrirá la zona de la cabeza que ahora sólo está protegida por su cuero cabelludo.



Se trata de una prótesis costosa y Cáceres pide ayuda: “Necesito 13 mil pesos. Es imposible de afrontar para mí en tan poco tiempo, necesito que me ayuden a comprar la prótesis, pido ayuda a la gente”, dijo.



Las personas que quieran colaborar pueden acercarse a la Iglesia Nueva Esperanza en Uruguay 1860 de Villa Ángela.