Viernes, 18 Noviembre, 2011 - 09:56

Resuelven la situación del último detenido del caso Candela

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El fiscal de Morón, Marcelo Tavolaro, tiene previsto pedir este viernes la prisión preventiva de Leonardo Jara, el último detenido por el crimen de Candela Sol Rodríguez y quien es sindicado como quien engañó a la niña para llevarla cautiva.

Fuentes judiciales informaron que este viernes vence el plazo solicitado por el fiscal al juez de Garantías Alfredo Meade para expedirse sobre la situación procesal de Jara, preso desde el 18 de octubre, cuando fue capturado en la localidad bonaerense José C. Paz.



Tavolaro tenía 15 días para resolver la situación de Jara, pero los voceros recordaron que solicitó una prórroga de dos semanas más para reunir pruebas.



Para el fiscal, Jara pudo ser el "anzuelo" para captar a Candela aquella tarde del 22 de agosto pasado, cuando desapareció tras salir de su casa de la localidad de Villa Tesei, en el partido de Hurlingham.



Ocho días después, la niña fue hallada asesinada a la vera de la Autopista del Oeste, cerca del cruce con Vergara. Algunos testigos de identidad reservada declararon en la causa que Jara "se le hacía el novio" a la nena y que este imputado junto a Héctor "Topo" Moreyra, acusado de instigar el crimen, y otra persona, fueron los encargados de capturar a Candela en un Suzuki gris.



Luego, la habrían llevado cautiva a la casa de la calle Kiernan al 600 y finalmente a la de Cellini al 4000, a cuatro cuadras de donde apareció el cadáver. Además de Jara, hay siete detenidos por el caso Candela que ya están procesados con prisión preventiva.



Se trata de Moreyra, enfrentado al padre de Candela, quien habría reclutado al resto de la banda: Hugo Bermúdez, supuesto autor material; el carpintero Néstor Altamirano y la depiladora Gladys Cabrera, quienes habrían oficiado de "cuidadores" y Alberto Espínola, Gabriel Gómez y Guillermo López, acusados de aportar "logística".



Para el fiscal, el hecho se enmarca en una "venganza no convencional" y en principio la banda tal vez no tenía como fin matar a la niña, pero que la asesinó porque Candela conocía a las personas que la tuvieron cautiva.
Fuente: 
Télam