Viernes, 18 Noviembre, 2011 - 08:24

Repercusión en todo el país por el crimen de un campesino

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Diversos sectores se pronunciaron sobre la muerte del campesino Cristian Ferreyra del Movimiento Campesino de Santiango del Estero (MOCASE), durante un desalojo en Santiago del Estero.

Diversos sectores sociales repudiaron anoche el asesinato del campesino santiagueño Cristian Ferreyra, entre los que se destacaron la Confederación General del Trabajo (CGT) y algunos legisladores nacionales. Ferreyra, de 25 años, fue baleado el miércoles en una vivienda de la comunidad San Antonio, agrupada en el Movimiento Campesino Santiago del Estero (Mocase).



La CGT repudió "enérgicamente" el homicidio de Ferreyra, cometido por dos hombres que buscaban desalojarlo, junto a otras personas, del territorio en el que habitaba en la localidad de Monte Quemado.



La central obrera conducida por Hugo Moyano reclamó, además, "la intervención de las autoridades judiciales" para lograr "un rápido esclarecimiento y las prontas sanciones que correspondan a los responsables del terrible asesinato".



"Estos asesinos arremetieron brutalmente disparando a sangre fría contra dos campesinos, causando la muerte de Ferreyra e hirieron gravemente a otro campesino que se encuentra hospitalizado", destacó la CGT en referencia a César Godoy, de 31 años, también atacado en el hecho.



En un comunicado firmado por el secretario de Derechos Humanos de la central obrera,, la conducción de Moyano recordó que el Mocase "viene resistiendo desde hace largo tiempo varios intentos de desalojo por parte de empresarios inescrupulosos" cuyo "único interés es el de acaparar" las tierras.



Asimismo, diputados nacionales y representantes de organizaciones sociales expresaron su rechazo por el asesinato del luchador social. Los legisladores también pidieron la intervención del Estado para esclarecer el crimen, al que vincularon con la intención de algunos empresarios de desalojar a campesinos y pueblos originarios de sus tierras.



Victoria Donda, diputada nacional por Libres del Sur opinó que "el Estado debe hacerse presente garantizando los derechos humanos de estas personas y terminando con los desalojos y desmontes de miles de hectáreas como hasta ahora”. “El homicidio de Cristian (Ferreyra) merece justicia ya mismo y sus familiares también", agregó.



Por su parte, el diputado nacional por Nuevo Encuentro Martín Sabbatella, advirtió que “venimos insistiendo que la situación que denuncian es gravísima y merece que se inicie una inmediata y profunda investigación".



A su vez, Deolinda Carrizo, integrante del Mocase-Vc, insistió en que "desde hace tiempo se viene dando esta situación en la zona. Hay gente armada. Los hermanos Juárez llegaron antes de la reunión y discutieron con los compañeros. Es un problema porque hay gendarmes retirados armados".



Desmontes y desalojos

A través de un comunicado, la organización ecologista Greenpeace reclamó que se frenen "los desmontes y los desalojos" en la provincia norteña, al considerarlos los motivos reales de la muerte de Ferreyra.



Su homicidio "es una lamentable consecuencia del avance del desmonte en zonas habitadas debido a la poco clara y efectiva protección que tienen los pobladores tradicionales", remarcó la entidad.



Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpace, indicó que "la gran mayoría" de los campesinos y pobladores originarios de la zona "no ha podido obtener la titularización de las tierras que habitan desde hace muchos años", por lo que "son cada vez más los casos donde el conflicto en torno a la tierra termina dirimiéndose por la fuerza".
Fuente: 
Perfil