Jueves, 17 Noviembre, 2011 - 14:58

Diversos actores sociales avanzan en el debate sobre la despenalización del aborto en la legislatura

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Mediante una iniciativa de la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados se inició del debate sobre la despenalización del aborto en el Recinto Legislativo. Con posturas a favor y en contra se expresarán 82 oradores a lo largo de toda la jornada. La Legislatura emitirá una resolución que se enviará al Congreso y que se sumará al tratamiento que ese órgano haga del proyecto.

De esa manera, el encuentro, presidido por el titular de la Comisión Martín Nievas, con la presencia de los integrantes de esa cartera Carlos Martínez, Sergio Vallejos, Clelia Ávila tuvo una amplia respuesta de la sociedad, registrándose de entre los casi 300 inscriptos, 82 oradores.



Entre los presentes se destacaron los diputados Delia González, Fabricio Bolatti, Wilma Molina, Ricardo Sánchez y Julio Lorenzo y participaron además numerosas organizaciones de Derechos Humanos y aquellas dedicadas a la promoción y protección de los derechos de las mujeres, entidades religiosas, sindicales, universidades de la región, colegios y consejos profesionales, Organizaciones no Gubernamentales, asociaciones profesionales, movimientos sociales, culturales y otros actores sociales que se movilizaron con el interés de manifestar su posición en uno u otro sentido.



El titular de la Comisión de Legislación General Martín Nievas, agradeció la presencia “de quienes se sumaron al debate y a todos los que han tenido la valentía de venir a discutir con seriedad un tema que hoy le preocupa a toda la sociedad argentina”.



“Hay conceptos básicos – sostuvo - que ya tenemos como internalizados, la Legislatura hará suya las conclusiones y sacara una resolución que servirá en el Congreso de la Nación de un encuentro donde encontraremos voces, algunos a favor otros en contra, otros posiciones intermedias de la misma manera que en el mundo no hay una posición tajante sobre este tema tan sensible”, analizó.



El diputado Sergio Vallejos – uno de los impulsores de esta jornada - remarcó que fue la intención de los legisladores “debatir un tema importante y actual y estábamos convencidos que en el Chaco se podía hacer con madurez, inteligencia y que el resultado sería algo positivo” añadiendo “pido respeto hacia las distintas opiniones, estoy en contra de la interrupción en todas las circunstancias, pero los que piensan distinto no son mis enemigos”, consideró.



En este mismo sentido, se dio lectura a la nota que la diputada Elda Pértile, en su carácter de integrante de la Comisión, que hizo llegar a los diputados en ocasión de no poder estar presente, que manifiesta su posición en contra de la interrupción del embarazo “en la cuestión de la despenalización del aborto, la mujer estaría decidiendo no sobre su propio cuerpo, sino sobre el de un ser que no es ella, aunque esté temporalmente dentro de ella” señala la misiva leída en la jornada que además menciona de manera categórica “el aborto nunca está justificado, sea legal o ilegal, a pesar de lo que el movimiento abortista intenta hacer creer a los países que se oponen al aborto, todavía no han conseguido que ningún documento de las Naciones Unidas reconozca un supuesto derechos al aborto”.



Tras exponer sobre estadísticas en Latino América, la legisladora reflexiona “podemos concluir – evalúa – que un análisis serio de las estadísticas demuestra que el factor crucial para la reducción de las tasas de mortalidad materna no es la legalización del aborto sino el mejoramiento del sistema general de salud en todo lo relacionado con la prevención mediante fuertes programas de educación y salud reproductiva”.



“La evidencia – afirma – es contundente en demostrar que la legalización del aborto no reduce la tasa de mortalidad materna, no contribuye a la salud de la mujer y no disminuye su incidencia”; estas palabras formaron parte del extenso documento en contra del aborto para que sea incluido en las conclusiones que se elaborarán de este debate.



Durante el debate el diputado Carlos Martínez también manifestó su acompañamiento a las iniciativas que promueven la interrupción del aborto “fui autor de tres leyes que amplían el régimen de licencias por maternidad y tenemos autoridad moral para hablar del tema. No me animo a opinar a favor o en contra del aborto, porque los varones no corremos peligro con el aborto, son las mujeres la que mueren, hay una situación de desigualdad desde el vamos y eso nos preocupa”.



“Pero quiero hablar del proyecto de despenalización, apoyo cada uno de los proyectos que apunten a despenalizar la figura del aborto, apoyo también la legalización de la practica de la interrupción del embarazo si la mujer esta de acuerdo. Hay que ser claros en esto. Lo que da la ley es la posibilidad de no ser excluido dentro den la sociedad. No sigamos en la ficción social y en la hipocresía, no hay razón de política criminal para mantener el aborto como un delito. Seguimos confundiendo pecado con delito”, dictaminó.



Por su parte, el titular del bloque justicialista Ricardo Sánchez celebró la convocatoria “que eleva la calidad de esta legislatura”, tras lo cual manifestó su postura en contra de la despenalización “en el entendimiento de que la vida humana nace conforme la ciencia lo ha indicado a través de la fecundación y que a partir de allí los 48 cromosomas ya determinan caracteres de lo que va a ser el ser humana, donde a partir de 21 días la ley dice que el pequeño corazón ya late”.



“La vida – consideró - no nace cuando el ser sale al mundo anterior sino que la criatura es anterior, la vida es un derecho subjetivo y en todo caso la vida intrauterina es un bien jurídico donde el niño ya tiene derecho a la vida, que tiene un valor superior”.

El legislador reflexionó “el único argumento que se plantea desde la posición abortista es eliminar las muertes que se producen pro esta causa y creo que nada garantiza que la legalización vaya a disminuir el aborto clandestino, no hay estudios que nos indiquen esto”.



“Estoy a favor de que la vida interna debe tener prevalencia hay argumentos de todo tipo sobre este tema. La legalización del aborto en modo alguno va a eliminar el aborto y el Estado debe tomar mucho mas en serio esto respecto de políticas de salud reproductiva”.



EL DEBATE

Con un tiempo de 5 minutos para exponer, se dio inicio a la jornada donde los expositores fundamentaron sus posiciones a favor o en contra en este tema.



El primero en hacer uso de la palabra Eduardo Sequeiro de la Asociación de Técnico de Fútbol Argentino expresó “el aborto es un flagelo, estoy en desacuerdo porque es un crimen, los argumentos tienen estadísticas que no se condicionan a la realidad. La mujer pobre como la mujer de clase alta tiene una moral parecida. No estoy de acuerdo en que algunos médicos hablan de relativismo. El aborto es un asesinato, que no digan que son niñas abusadas por sus padres, si no lo quieren, ténganlo y, dénselo a alguien que los pueda cuidar”.



Sandra Shacr, periodista especializada en temas de género afirmó que existen 3 razones por las cuales el aborto debe ser legalizado “una es la justicia social, la salud pública y los derechos humanos”.



Ejemplificando sus dichos señaló “en el tema justicia, por año mueren 100 mujeres gestantes. Que se hacen abortos en condiciones inseguras, dándose altos índices de mortalidad materna que dice que mueren en Formosa, Jujuy, Chaco y Santiago del Estero y la primera causa de mortalidad materna es el aborto y representa el 30 por ciento de las muertes de mujeres gestantes, por lo que el a acceso al aborto tiene que ver con la equidad social”.



“En cuando a la salud pública existen casi un 30 por ciento de las muertes maternas argentinas responden a abortos inseguros y se calcula que se realizan en nuestro pais unos 460.000 abortos cada año y en cuanto al tema de los derechos humanos está garantizado por los tratados internacionales que legalizan el aborto, y además está comprobado que la legalización del aborto no hará que mas de mujeres lo practiquen”.



La abogada de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito de Santiago del Estero Miriam Nallar contó que representa casos de abortos no punibles “estamos lejos de cumplir en Argentina el acceso a la salud reproductiva, son muertes prevenibles y evitables por eso es una cuestión de salud pública. Cuando hablamos de aborto hablamos de derecho civil, no canónico. Es necesario que el Estado respete normas dentro del derecho penal en su artículo 86 donde fue legislado el aborto no punible”.



Mariana Villaverde de la Asociación Adveneo por la Construcción de Conciencia Nacional sostuvo que la ley es un tema de salud pública “el Estado se debe hacer cargo de la salud sexual y reproductiva, el aborto es la ultima instancia. El Chaco esta entre las provincias donde mas abortos clandestinos se hace, provocando uno de los índices de mortalidad materna. El Estado debe garantizar el derecho para que la mujer pueda ejercer la maternidad segura”.



Teresa Cubells afirmó que “entendemos que todavía el aborto es un pacto de silencio. Es importante llevar a cabo este debate. Debemos seguir militando para que no existan categorías distintas de ciudadanos y ciudadanos. Y que intervenga el Estado en la despenalización del aborto. A ninguna mujer del mundo le gusta abortar. Las que toman esta decisión lo hacen por su conciencia. Es un dilema ético donde las mujeres ponen en consideraciones a favor o en contra. Las mujeres tienen el derecho de decidir que quieren hacer con su embarazo”.



Valeria Romero del Frente Grande Chaco argumentó “consideramos que la ley es obligatoria para todos, todos convivimos bajo un régimen legal y todas las personas debemos ser tratado como iguales. Interrumpir un embarazo no merece el mismo reproche ni la misma pena que el homicidio y hay una manipulación en el discurso de la ley que ya permite la interrupción del embarazo. La tentativa no es penada por el código. Estos derechos son negados por los funcionarios, médicos y jueces”.



Aida López manifestó “es una acción que tiene como consecuencia la muerte del debate. Estamos hablando de matar un feto concebido por una pareja humana, lo cual es un ser humano. El feto es una criatura que nació como individuo de la especie humana. Impedir nacer a un feto es matar a un semejante y eso es un homicidio o muerte causada por una persona u otra. El que realiza un aborto se convierte en feticida porque estamos hablando de un feticidio”.



El estudiante del Profesorado de Letras de la UNNE Pablo Caballero señaló que no se debe legitimar el aborto “sino que se debe educar nuestras mentes evitando males, no debemos legitimar que la acción irracional sea un derecho”.



El periodista Manolo Bordón consideró que la legislación vigente esta bien “un aborto es un asesinato, pero entiendo aquellas circunstancias especiales donde la Justicia autorizara un caso por ejemplo en el caso de la vida de la medre este en riesgo. Para que vamos a legislar sobre lo que esta bien. No al aborto, si a la vigencia plena de la ley, si a la vida, que pasa por educar a nuestros chicos respecto a las medidas preventivas”.



El dirigente social Emerenciano Sena expuso su posición contra el aborto “los pobres queremos a nuestros hijos y no necesitamos ninguna ley, ya tenemos la ley de Dios, no necesitamos ley para matar a nadie. Hace falta organizar a la sociedad, las leyes ya estan”, consideró.



El periodista Guillermo Ferrazano mencionó “hay que tener valentía para decir la verdad de cada uno, es la que debemos hacer valer. Lo importante es definir palabras, aborto etimológicamente es asesinato. Es importante que los legisladores puedan cambiar la palabra aborto, hablamos de la penalización pero yo no veo que nadie haya denunciado antes a un medico a una persona que se haya hecho un aborto. Si el niño por nacer es matado dentro del útero, estamos frente de un asesinato. La vida es necesaria, la muerte dejémosla para el tiempo y tratemos de buscar una educación sexual para terminar con estos asesinatos”.



El titular de la Comisión de Justicia y Paz Sergio Tonetti afirmó “matar es una conducta reprochable, porque es violatoria de un bien jurídico dictada a favor de ella. Quienes pretenden sacar la moral de la vida social no advierte que todas las reglas impuestas en una sociedad organizadas están apoyadas en un deber ético. Es licito matar o eliminar a otro ser humano?”, cuestionó y agregó “la vida de la madre es mas valiosa que la del hijo? Si la ley penal me prohíbe matar a otro ser humano con mas rabón me debe prohibir matar a mi propio hijo”.



La profesora de Antropología y Ética Aplicada Maria Elena Radichi remarcó “la bioética no esgrime dogmas, pero si asumió principios que son reconocidos por profesionales de la salud. La bioética también piensa en los derechos humanos ya que la pregunta es que es lo correcto, hasta los niños mas pequeños saben que lo que hay en el vientre es un bebe, es un hermanito. En el embrión humano esta todo dado”.



“El aborto es la supresión de la vida humana por eso el problema ético reside en reconocer el derecho del ser humano y la legalización del aborto es antidemocrática porque privilegia el deseo de algunos sobre la vida de otros”.



Cristina Caire, profesora de Ética y Bioética consideró “creemos que es urgente y necesaria la protección de la vida humana desde el inicio, por eso el debate es cuándo comienza la vida. Es necesario reflexionar acerca a de los grandes valores que todos los seres humanos llevan consigo”.



Mariana Cancian – bioquímica y profesora en disciplinas industriales – indicó su acompañamiento a la propuesta de aborto legal para que no mueran más mujeres”.