Martes, 15 Noviembre, 2011 - 08:35

Obama aprovechó el G-20 para instar a Cristina a pagar la deuda internacional

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El primer mandatario estadounidense se lo habría transmitido en Cannes, según consta en una comunicación oficial del gobierno norteamericano. Según este dato, Obama en persona le "subrayó" a la presidente Cristina Fernández "la importancia de que la Argentina pague sus deudas pendientes con acreedores internacionales".

El gobierno de Barack Obama reafirmó su decisión de "seguir recordando" a la Argentina la necesidad de "cumplir con sus obligaciones internacionales", así como la importancia de "mantener un clima de inversiones transparente y justo" que incluya el pago de sus compromisos con acreedores.



Según consta en una comunicación oficial del gobierno norteamericano, Obama en persona le "subrayó" a la presidenta Cristina Kirchner "la importancia de que la Argentina pague sus deudas pendientes con acreedores internacionales".



La posición de la Casa Blanca está incluida en un texto en el que la designada secretaria adjunta para América latina, Roberta Jacobson, responde a inquietudes del Senado de su país sobre los vínculos con la Argentina. 



El texto aclara que ese señalamiento "no incluyó" consideraciones sobre la forma en que el país debería pagar su deuda. Esto ocurrió hace 10 días, durante el encuentro que ambos sostuvieron en Cannes, ocasión en que, según el relato de la Presidenta, las "felicitaciones" recibidas de Obama y de otros mandatarios le causaron "un poquito de orgullito".



El gobierno demócrata reveló, además, que "ahora estudia" la posibilidad de aplicar sanciones comerciales a la Argentina por su resistencia a honrar los fallos que empresas norteamericanas obtuvieron en el tribunal arbitral del Banco Mundial (Ciadi).



De confirmarse, ese curso de acción se sumaría a las sanciones ahora vigentes a través del voto negativo que Washington viene ejerciendo sobre los créditos que la Argentina gestiona ante el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).



A esas decisiones, de carácter económico y comercial, se suman "las acciones" que por la vía diplomática ejerce el Departamento de Estado destinadas a persuadir "al gobierno argentino y a sus más encumbrados funcionarios" a que cumplan con sus acreedores internacionales.



Conocida al cumplirse justo 10 días del encuentro entre los presidentes Cristina Kirchner y Obama, la posición del gobierno norteamericano fue explicitada por la designada secretaria adjunta para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, en expresiones a las que accedió LA NACION.



EXPOSICIÓN DEL SENADO

Hace siete días, la designada funcionaria expuso sus lineamientos para la región ante senadores de la Comisión de Asuntos Exteriores, ocasión en que el demócrata Robert Menéndez situó a la Argentina entre los países donde se registra un "retroceso institucional" y se intenta limitar la libertad de expresión.



Sin embargo, ayer, al abundar en cuestiones referidas a nuestro país, Jacobson afirmó, en la citada comunicación, que el gobierno norteamericano "ha sostenido la necesidad de respetar los fallos" del tribunal internacional del Banco Mundial y que "lo seguirá haciendo en el futuro". La cuestión se le planteó al ser consultada sobre la protesta de dos firmas norteamericanas -Azurix y Blueridge- que, en conjunto, reclaman a la Argentina el pago de cerca de 300 millones de dólares por fallos favorables que obtuvieron en el Ciadi.



"El gobierno de los Estados Unidos seguirá recordando a la Argentina sus obligaciones internacionales y la importancia de mantener un clima de inversiones transparente y justo" que subraye "el grado en que la inversión extranjera es crítica para la economía argentina", dijo Jacobson.



Además, la funcionaria de Obama ratificó que la "administración [norteamericana] revisa ahora peticiones para que la Argentina sea removida del sistema de preferencias arancelarias", por el que algunos productores argentinos se benefician con cerca de 30 millones de dólares anuales.



PREOCUPACIÓN

Toda esta política responde "a la seria preocupación" que causa el incumplimiento argentino ante el Ciadi, así como la negativa demostrada hasta ahora para "adoptar los pasos necesarios para definitivamente" normalizar la relación con sus acreedores, dijo Jacobson en su exposición en el Senado norteamericano.



En lo que constituye el más detallado relato del lado norteamericano del encuentro bilateral con Obama, Jacobson negó que, en aquella ocasión, la presidenta Cristina Kirchner haya enunciado alguna forma de pago a los tenedores norteamericanos de deuda en default, a los que el canciller Héctor Timerman aludió como "fondos buitre".



La funcionaria norteamericana se refirió así a versiones en contrario difundidas en nuestro país. Días atrás, y con una mezcla de diplomacia y firmeza, el presidente Obama ya había defendido el voto negativo de su país a la concesión de nuevos créditos del Banco Interamericano de Desarrollo.



"Este es un pequeño asunto técnico en el que, en el marco de nuestras leyes, no podemos tener flexibilidad si un país no sigue pautas específicas. Las instrucciones que hemos estado dando y los términos en los que apoyamos al BID concluyen que no podemos votar en favor" de esos créditos para la Argentina, expresó el presidente de los Estados Unidos en aquella oportunidad.
Fuente: 
La Nación