Viernes, 11 Noviembre, 2011 - 09:42

El Senado italiano aprobó el ajuste exigido por UE; falta el visto positivo de Diputados

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Aunque aún debe ser aprobado por la Cámara de Diputados, el tratamiento y aprobación de la ley en el Senado se dio con facilidad. La sesión marcó el debut legislativo de Mario Monti, el preferido para suceder a Silvio Berlusconi, quien prometió que renunciará tras la sanción de la ley de estabilidad financiera.

Tras su aprobación el jueves en la comisión presupuestaria del Senado, la ley fue sancionada con facilidad.



Votando por primera vez en la Cámara alta estuvo Mario Monti, el ex comisario europeo que ha emergido como favorito para reemplazar al primer ministro Silvio Berlusconi. Allanando la vía para la designación de Monti, el presidente Giorgio Napolitano lo nombró senador vitalicio el miércoles, en una decisión sorpresiva que elevó aún más su perfil y lo convirtió instantáneamente en un legislador.



Berlusconi, quien perdió su mayoría en una votación el martes, ha prometido que renunciará luego de que la ley de estabilidad financiera sea aprobada por ambas cámaras del Parlamento.



La ley sería aprobada el sábado por la Cámara de diputados. Esto significa que Napolitano podría aceptar la renuncia de Berlusconi tan pronto como el sábado en la noche, con lo que podría pedir a Monti que forme un nuevo Gobierno a la mayor brevedad.



Napolitano ha instado al Parlamento a que actúe con rapidez y algunos comentaristas han especulado que un nuevo gobierno compuesto en gran parte por tecnócratas podría estar listo tan pronto como el domingo por la noche, antes de que los mercados abran el lunes. El presidente se apresuró por calmar a los mercados el miércoles luego de que los costos de financiamiento de Italia se dispararan muy por encima de niveles sostenibles, un desarrollo que podría amenazar el futuro de la zona euro.



Monti, de 68 años y una figura internacional muy respetada, ha sonado en los mercados durante semanas como el más adecuado para liderar un gobierno de unidad nacional que impulse dolorosas medidas de austeridad de forma inmediata. Napolitano se reunió con él el jueves por la noche, y en una señal de lo urgente de la situación, habló por teléfono con el presidente estadounidense, Barack Obama.



Mientras, Italia logró vender el jueves 5.000 millones de euros en bonos a un año, pero tuvo que pagar una gigantesca tasa de interés de un 6,087 por ciento, la más alta en 14 años. Sin embargo, el éxito de la subasta y las perspectivas de una rápida solución al estancamiento político parecieron calmar a los mercados
Fuente: 
Infobae