Viernes, 11 Noviembre, 2011 - 07:55

Berlusconi dijo que renunciará tras su aprobación
Italia inicia el tratamiento de la ley de ajuste de la UE para evitar el default

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Parlamento italiano tiene previsto empezar a tratar este viernes una ley de ajuste que evite un default letal para el euro, luego de que los mercados se calmaran algo en la víspera al cobrar fuerza la posibilidad de que el economista ortodoxo Mario Monti asuma al frente de un gobierno en Italia.

Con el aparente apoyo de una mayoría de los partidos políticos de Italia a este ex comisario de la Unión Europea (UE), autoridades de Europa se mostraron más confiadas en una transición rápida y ordenada en Italia luego de la promesa del primer ministro Silvio Berlusconi de renunciar después de que se apruebe el ajuste.



Al igual que respecto a Grecia, donde el economista fondomonetarista Lucas Papademos fue designado primer ministro, los mercados parecieron incrementar su confianza en que la experiencia de Monti en los círculos financieros y su no participación en la política italiana ayuden a capear la crisis.



El costo de endeudamiento italiano a 10 años cayó abruptamente el jueves y volvió a ubicarse en los niveles considerados manejables, un día después de que la prima de riesgo del país desatara pánico en los mercados al superar la barrera de los 500 puntos, que desencadenó los rescates, por parte de la UE, de Grecia, Irlanda y Portugal.



Monti, de 68 años, se transformó en el favorito para reemplazar a Berlusconi luego de que el presidente italiano, Giorgio Napolitano, lo nombrara senador vitalicio, y las tapas de la mayoría de los diarios italianos sustituyeron la fotografía de Il Cavaliere por la suya.



"Si en Italia se quiere volver a tener crecimiento es necesario quitar los privilegios de cada categoría social", dijo Monti en Berlín en declaraciones al diario Financial Times, en línea con las expectativas que genera en los mercados.



Agregó que "tenemos que hacer un trabajo enorme en Italia" y que "los pedidos de Europa y de la comunidad internacional al país en términos de saneamiento de cuentas y de estímulo al desarrollo son justas para lograr un mayor crecimiento".



En su segunda intervención en dos días para calmar a los mercados, Napolitano dijo que Italia "estará a la altura" de las expectativas, un día después de garantizar que Berlusconi dimitirá cuando se sancione el ajuste, que este viernes será votado por el Senado y el sábado o domingo por la Cámara de Diputados.



En lo que se interpretó como una señal de una transición sin problemas, Berlusconi felicitó por telegrama a Monti por su senaduría vitalicia y le deseó un "trabajo fructífero en el interés del país", además de reconocer sus logros académicos y como comisario de la Competencia de la UE.



El partido de Berlusconi, el PDL, se reunió este jueves en Roma y según su secretario general, Angelino Alfano, la decisión final sobre apoyar a Monti o pedir elecciones anticipadas se decidirá el sábado, informó la agencia de noticias ANSA.



Y es que un eventual gobierno de Monti estaría compuesto, además de expertos técnicos, por políticos como el actual canciller, Franco Frattini, que mantendría la cartera o el socialista Giuliano Amato, en Interior, según informó el diario italiano La Reppublica.



Para lidiar con la grave crisis financiera, como ministro de Economía se barajan nombres como Lorenzo Bini Smaghi, actualmente en el BCE; el ex ministro de Economía, Domenico Siniscalco en el Gobierno de Berlusconi y el ex presidente de Enel (empresa de energía), Piero Gnudi.



La idea de un gobierno encabezado por Monti logró el apoyo de varias fuerzas hasta ahora en la oposición, como la formación de centroderecha Futuro y Libertad (FLI) el Partido Demócrata (PD) y la Unión de Demócratas y Cristianos (UCD).



Sin embargo, ya dijeron que no respaldarán a Monti los partidos Italia de los Valores (IDV) y la Liga Norte que optan por las elecciones o en caso contrario pasarán a la oposición.



Si los legisladores italianos mantienen el cronograma acordado el miércoles, la Ley de Presupuestos Generales de 2012, que incluye el paquete de ajuste, debería votarse este viernes en el Senado y el sábado o domingo en la Cámara de Diputados y, al parecer, sin riesgos de que sea rechazada, según coinciden los analistas.



Una vez aprobada la ley, está previsto que Berlusconi presente la dimisión a Napolitano.



En el terreno económico, el Tesoro italiano logró colocar los 5.000 millones de euros en bonos a un año que subastó con un interés del 6,087 por ciento, lo que supone un récord para Italia en la era euro.



Tras la subasta, la prima de riesgo italiana, que se mide con la diferencia entre el bono alemán y el italiano a 10 años, se redujo a 508 puntos básicos, mientras el interés de los bonos decenales bajó a 6,95%, lo que para los analistas es la respuesta de los mercados a la posibilidad de un gobierno liderado por Monti.



Tras el batacazo que sufrió el miércoles la Bolsa de Milán cuando cedió 3,78%, cambió de signo y su índice selectivo, FTSE MIB, cerró con un alza de 0,97%, aunque fue una de las pocas bolsas europeas que tuvo ganancias en una jornada mayormente marcada por la incertidumbre.



Italia está bajo presión para probar que tiene una estrategia para manejar su deuda de 1,9 billones de euros, que representa el 120% de su PBI.



Pero la economía del país, que en caso de quiebra sería imposible de rescatar, no crece hace 15 años, y en la última década sus gobiernos no adoptaron las reformas que según la UE son necesarias para revivirla.



La canciller alemana, Angela Merkel, manifestó su convicción de que Italia está en el camino correcto para recuperar su credibilidad, pero advirtió de que el tiempo apremia y que urge adelantar los planes de ajuste y aclarar la composición del futuro gobierno peninsular.



"Es importante que Italia recupere su credibilidad y creo que está en camino de ello, pero el tiempo apremia. Urge sacar adelante los planes de ajuste y aclarar el tema del liderazgo político", dijo Merkel en una rueda de prensa tras un encuentro con el presidente rumano, Traian Basescu.
Fuente: 
Télam