Miércoles, 9 Noviembre, 2011 - 12:55

Tragedia en Córdoba
Cayó un árbol en una escuela y aplastó a un alumno de 9 años

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La tragedia ocurrió en el patio del colegio; en pleno recreo y ante la desesperante mirada de unos 150 alumnos. Debido a las fuertes ráfagas de viento, un árbol cayó y aplastó a Román Yáñez, un nene de 9 años que cursaba tercer grado.

El nene murió de manera instantánea a raíz del golpe, según informaron en el hospital donde lo atendieron. “No tenemos palabras para describir lo que pasó. Estamos conmocionados, muy dolidos. Fue una situación espantosa”, dijo  Norma, una docente de la institución.



El hecho ocurrió el martes alrededor de las 9.50 en el colegio San Martín de la localidad de General Deheza, que tiene unos 11 mil habitantes y se encuentra ubicada a unos 210 kilómetros de Córdoba capital.

 

A media mañana, y al igual que el resto de los chicos de las siete secciones del turno matinal, Román Yáñez salió al recreo y junto a dos compañeros buscó la sombra de un álamo que se encontraba en el patio del colegio. De repente y “por ráfagas de entre 35 y 40 km/h” el árbol se vino abajo y lo aplastó. “Creemos que se le cayó de manera frontal ya que tenía un fuerte golpe en el tórax y en el rostro”, contó a este diario uno de los bomberos que participó del traslado del niño hacia el hospital.



El árbol tenía unos 8 metros de altura y un diámetro de 35 centímetros. “Era relativamente joven. Fue el único que se cayó y estaba 50% verde y 50% seco. Acá ya tuvimos que recoger unos 35 árboles de esa especie que se cayeron por tormentas. Lo que pasa es que no se prenden bien a la tierra porque tienen raíces muy cortas”, detalló a Clarín Jorge Basegio, del cuartel de bomberos de General Deheza.



Desde el hospital de La Comunidad, el doctor Osvaldo Guzmán diagnosticó que “se hicieron todos los trabajos de reanimación necesarios pero no hubo caso. El niño sufrió un paro cardiorrespiratorio por el fuerte golpe que recibió”. En tanto, a los otros dos compañeritos que estaban con él “no les pasó absolutamente nada”, aclaró Alicia, la vicedirectora del colegio.



El jefe de la Departamental Marcos Juárez, comisario Víctor Herrera, expresó que “fue una fatalidad. El árbol que se cayó es uno de los pocos está cerca de la zona edificada; el resto bordean el patio de la institución”.



A la hora de la siesta, y en medio de escenas de profundo dolor, el cuerpo del niño fue trasladado a la morgue judicial donde le practicaron una autopsia. Según el informe forense, la muerte se produjo por un trauma craneoencefálico. Román, era el menor de los dos hijos de Karina Dema (comerciante) y Víctor Yáñez (empleado industrial). “Fue un muy buen niño y un gran alumno”, lo recordaron desde la escuela que hoy permanecerá cerrada por “duelo”.
Fuente: 
Clarín