Lunes, 7 Noviembre, 2011 - 21:08

En su último mensaje a los obispos, Bergoglio hizo una referencia al aborto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

"La mediación de la Virgen María es mediación de mujer que no reniega de su maternidad, la asume desde el principio”, dijo el cardenal en la misa de apertura de la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina, cuyo centenar de obispos comenzará a elegir desde mañana sus nuevas autoridades y definir la relación con el Gobierno.

"La mediación de la Virgen María es mediación de mujer que no reniega de su maternidad, la asume desde el principio. Maternidad con doble parto, uno en Belén y otro en el Calvario. Maternidad que contiene y acompaña a los amigos de su Hijo el cual es la única referencia hasta el fin de los días", destacó.



El primado argentino circunscribió su homilía a la relación temporal y divina que subyace en el pasaje evangélico referido a las bodas de Caná, pero sin otra referencias a la realidad del país ni a la elección episcopal que por primera vez en seis años no lo tendrá como candidato a la presidencia.



Más de un centenar de obispos elegirán desde mañana en la casa de ejercicios El Cenáculo, de Pilar, al sucesor Bergoglio al frente del Episcopado, comicios eclesiásticos que tienen al arzobispo José María Arancedo, de Santa Fe, como candidato principal.



Las nuevas autoridades de la comisión ejecutiva -presidente, dos vicepresidentes y un secretario general-, podrán conocerse mañana mismo si alguno de los obispos alcanza los dos tercios de los votos necesarios, o bien el miércoles, explicó el vocero episcopal, sacerdote Jorge Oesterheld.



En tanto, la votación para presidentes y miembros de las comisiones episcopales se hará en los días sucesivos.



Bergoglio no puede ser reelecto para un tercer período consecutivo porque así lo impiden los estatutos, por lo que en los ambientes eclesiásticos se especula que el candidato "natural" para sucederlo es Arancedo, actual vicepresidente segundo y representante de la línea más dialoguista del Episcopado.



Aunque sin un claro liderazgo, sus pares confían en que el prelado santafesino puede manejar los desafíos pastorales y políticos de la Iglesia en los próximos años, en particular la relación siempre difícil con el Gobierno y el casi seguro debate por el aborto en el Congreso.



De no ser Arancedo, aparecen también entre los "presidenciables" los arzobispos Andrés Stanovnik (Corrientes) y Héctor Aguer (La Plata).

Stanovnik es un arzobispo con reconocida capacidad de gestión entre sus pares y que ocupó la vicepresidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano.



En tanto, Aguer, de la línea más conservadora, es un caso atípico dentro de la misma estructura eclesiástica, porque si bien logra un buen número de votos en la primera vuelta -aunque sin alcanzar los dos tercios necesarios- no consigue mantenerlos en las instancias sucesivas. Sin embargo, tiene como aliado al nuncio apostólico, Adriano Bernardini.



Ambos también surgen con chances de integrar la mesa ejecutiva como vicepresidentes, cargos a los que también aspiran los arzobispos Antonio Cargnello (Salta) y Agustín Radrizzani (Mercedes-Luján).