Lunes, 7 Noviembre, 2011 - 20:18

Correo de nuestros lectores
No a la legalización del aborto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Cuando hablamos de aborto estamos hablando de detener el desarrollo de la vida, matando al producto de la concepción. Estar a favor de ello es estar contra la vida, es levantar las banderas de la muerte.



Destruir a un embrión que es el proyecto de un ser humanom, de una persona por nacer, es un crimen.Y no hay justificativo para admitirlo. Cuando escucho a las mujeres pidiendo la legalización del aborto me pregunto ¿Nos hemos vuelto tan insensiblemente inhumanos ante lo más maravilloso que tiene una mujer que es traer un ser humano al mundo.Un ser irrepetible y único?



Más allá de las voces que se levantan en su apoyo, no me parece admisible que con una liviandad de criterios una mujer decida matar al fruto de sus entrañas, esa semilla que crece en su vientre que lleva su ADN, cualquiera hayan sido las condiciones de su concepción. Es una violación al derecho a la vida.



Además medicamente está comprobado las consecuencias físicas y psicológicas que provocan el aborto en la mujer.



Según el libro "Cosas de la vida. Manual sobre temas a favor de la vida y la familia" escrito por Brian Clowes PhD. Director de Investigación y Capacitación. Human Life International (página 19 y 20) dice "...Algunos de los peligros físicos más comunes del aborto son ":



- Muerte: Hasta 100 mujeres mueren actualmente por aborto legales en los EEUU cada año. Sin embargo, la gran mayoría de estas muertes no figuran como causadas por el aborto. Por el contrario, los forenses les atribuyen a otras causas como "septicemias"; "percance anestésico" o "gangrena espontánea de los ovarios".



- Perforación del útero: Entre el 2 o 3% de las mujeres que se han sometido a un aborto, sufren perforaciones del útero. La mayoría de las perforaciones que se originan en los abortos del primer trimestre quedan sin diagnosticar y pueden ocasionar problemas que podrían requerir una histerectomía u otra cirugía correctiva seria, lo que si implica complicación física y psicológica. Las perforaciones producidas en los abortos del último trimestre son más frecuente y son de naturaleza grave.



- Laceraciones cervicales: Que requieren suturas se producen en aproximadamente en 1% de todos los abortos del primer trimestre. Los daños cervicales menos graves y no diagnosticado, podrían resultar de una inacapacidad cervical posterior, alumbramiento prematuro y complicaciones en el parto. El daño cervical y la cicatrización del endometrio por aborto también podría aumentar el riesgo de un desarrollo placentario anormal en embarazos posteriores incrementando así el riesgo de malformaciones.



- Cáncer de mama:...el riesgo de cáncer de mama es más del doble después del aborto y aumenta más con abortos posteriores.



- Cáncer cervical de ovarios y de hígado: Aquellas mujeres que se han sometido a un aborto tiene más del doble de riesgo de desarrollar cáncer cervical de ovario o de hígado .Y las mujeres con más de un aborto cuadruplican el riesgo.



- Placenta previa: Consiste en una superposición de la placenta sobre el cervix, causando una grave hemorragia durante el parto. El aborto aumenta el riesgo de este cuadro clínico por un factor de 700 a 1.500 %. La placenta previa también aumenta el riesgo de una malformación fetal posterior y de la muerte perinatal.



- Embarazos ectópicos: El aborto está relacionado con el aumento de los embarazos ectópicos en embarazos posteriores. Lo cual puede significar una grave amenaza para la futura fecundidad de la madre e incluso para su vida. Los abortista pueden someter a un aborto a una madre que presente un embarazo ectópico y al estar este fuera del útero, el embarazo anómalo continúa y pone en peligro su vida.



- Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI): El Epi puede poner en peligro la vida de la madre y puede llevar a una esterilidad posterior y un mayor riesgo de embarazos ectópicos...



- Endometritis: Es la inflamación del endometrio (la membrana mucosa que recubre el útero). El aborto aumenta el riesgo de una endometritis especialmente en las adolescentes..."



Por lo que el aborto no es solo un ataque directo a la vida que crece en el seno materno, sino también es un ataque al cuerpo de la mujer.



Las que defienden el aborto reclaman su derecho a disponer libremente de su cuerpo. Pero ¿no sería más sensato de su parte, la prevención de embarazos no deseados, teniendo una vida sexual con conciencia y planificando tanto el número de hijos que desea tener, como cuando lo desea tener?



Las políticas publicas en salud reproductiva deberían poner el acento en ello, enseñando a los jóvenes -tanto hombres como mujeres- en edades fértiles acerca del control de embarazos y de los medios anticonceptivos.



Legalizar del aborto es legalizar la pena de muerte para las personas por nacer, por eso YO DIGO SI A LA VIDA.



Como dijo la Beata Madre Teresa de Calcuta "El aborto es el acto más diabólico que puede cometer el hombre...El aborto mata la paz del mundo...Es el peor enemigo de la paz, porque si una madre es capaz de destruir a su propio hijo, ¿qué me impide matarte? ¿Qué te impide matarme? Ya no queda ningún impedimento".



(*) [email protected]