Sábado, 5 Noviembre, 2011 - 18:27

Ciudad cívica: Representantes de la corporación Puerto Madero explicaron avances del proyecto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Capitanich, acompañado del presidente de Fiduciaria del Norte Patricio Fiorito, se reunió en Buenos Aires, con el titular de la Corporación Antiguo Puerto Madero, Iván Heyn y su equipo técnico, con quienes avanzó en el proyecto de construcción de la Ciudad Cívica. Se busca nuclear en un mismo espacio, instituciones culturales, deportivas y gubernamental. La megaobra necesitará de un flujo constante de 600 trabajadores de forma directa.

Se abordaron diversas posibilidades para la megaobra que necesitará un flujo constante de 600 trabajadores. La primera etapa que comprendería la construcción de un domo en el cual se puedan realizar actividades culturales y deportivas.



El director general de La Corporación Puerto Madero, Martín Reibel, aseguró que en reuniones anteriores con el gobernador y representante del gobierno chaqueño se acordó fases paulatinas para el cumplimiento de la propuesta para poder proyectar, a partir de principios del año que viene, un plan de obras que llevaría unos seis años de tiempo.



Debatieron, además, acerca de la metodología para activar la primera etapa que comprendería la construcción de un domo en el cual se puedan realizar actividades culturales, deportivas y de diversa índole. La construcción de esta primera fase llevaría cerca de dos años, según estimaron.



El concepto abarcado en la reunión fue en torno a la construcción de un plan armónico, tanto desde el punto de vista económico como desde lo físico, para lo cual desde la Corporación Puerto Madero aseguraron su apoyo, en especial a lo que hace a la etapa vinculada al gerenciamiento. Esta etapa, también necesita del apoyo de otras partes, como estudios de arquitectura, para los que se llamará a licitación.



Junto a los 600 puestos de trabajo directo que generará la obra, resta estimar el alcance de empleo indirecto. De esta manera, se convertirá a la provincia en una zona única y de vanguardia arquitectónica y funcional. “En definitiva, se cambiará el paradigma de los usos dentro de la estructura de gobierno, donde el uso del espacio público será distintivo y mejor utilizado”, concluyó Reibel.