Viernes, 4 Noviembre, 2011 - 18:00

Sotelo: "Capitanich confunde derechos con políticas abortistas"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Según Nancy Sotelo, referente del espacio Juana Azurduy, la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 12, no significa estar a favor del aborto. “Lamentamos las declaraciones del gobernador Capitanich ya que confunde el objetivo del proyecto de ley con políticas abortistas”.

“EL actual debate que plantea la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) es sin dudas, una muestra de madurez social y fundamentalmente, la expresión de la grave situación de vulnerabilidad de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en nuestro país”, señaló Sotelo. “Esta situación la refleja el Ministerio de Salud de la Nación, que da cuenta de que en el año 2010 fueron 106 las mujeres muertas a causa de prácticas de abortos en condiciones de inseguridad y clandestinidad”.



“Es por ello que desde nuestro Colectivo apoyamos fuertemente el Proyecto que plantea la Legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo hasta la semana 12 de gestación, y eso no significa estar a favor del aborto. En ese sentido, lamentamos las declaraciones del Gobernador Capitanich, y consideramos desafortunadas las mismas, ya que confunde el objetivo del Proyecto de Ley con “Políticas Abortistas”. El Estado debe ser garante del real acceso de los Derechos de Salud Integral de las Mujeres, derechos actualmente vulnerados con las consecuencias por todos conocida”, dijo la referente del espacio Juana Azurduy.



Y explicó que el objetivo de la legalización es disminuir las muertes evitables de muchas mujeres, garantizar la equidad, más allá de las condiciones socioeconómicas de cada una y sacar de la clandestinidad la existencia de estas prácticas que se ha convertido en un negocio que lucra con la salud de las personas.



“Con mucho respeto a las creencias del Sr. Gobernador, como mandatario no debería confundir la religión, los valores morales personales, con la aplicación de políticas públicas que garanticen el efectivo cumplimiento de nuestros derechos”.



“La mirada misógina y la visión tutelar sobre las mujeres, refuerza la estigmatización sobre aquellas que deben atravesar una situación de interrupción de un embarazo”, consideró.



“La postura del Sr. Gobernador, visibiliza otra forma de violencia, y una vez más somos las mujeres víctimas de la condena penal y social, imposibilitadas a ejercer nuestros derechos como ciudadanas”.



“Los mismos sectores que pedimos la Legalización de la IVE, hemos apoyado incansablemente la Ley de Educación Sexual Integral en las escuelas, como así también la entrega de métodos anticonceptivos, junto a la información de nuestros derechos de salud sexual integral. Los sectores que hoy se oponen a este debate en el Congreso y a este proyecto de ley, son los mismos que se oponían a los avances en el plano educativo y de derechos sexuales en la salud pública”, concluyó.



“Es por ello que defendemos la vida, la maternidad deseada, y fundamentalmente el Derecho Personalísimo de cada mujer a poder decir Interrumpir o no un embarazo”, dijo Sotelo.