Jueves, 3 Noviembre, 2011 - 19:02

San Luis: la jueza investiga si el chofer manejaba "distraído"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La jueza Mirtha Esley aseguró hoy que "El hombre iba distraído y se le quedó el colectivo. Hay versiones bastantes coincidentes en que esta persona habría bajado del transporte y dejado sus pasajeros adentro", aseveró la magistrada, y advirtió que "al margen de la imputación penal, abandonar un pasaje es algo gravísimo".





La magistrada confirmó que investiga si el accidente en la localidad sanluiseña de Zanjitas se produjo por "la impericia del chofer", quien según testigos conducía escuchando música con auriculares.



La jueza dijo que espera los resultados de las pericias para establecer si el micro de la empresa Polo sufrió una falla mecánica, aunque adelantó que "tengo entendido que no".



Esley estimó que en este caso "hubo más que todo impericia porque, según tengo entendido también, este hombre iba con los auriculares escuchando música".



En tanto, el director del Policlínico Regional de San Luis, Roberto Schwartz, confirmó que esta tarde se dio el alta a 11 de los 22 niños internados en ese centro asistencial, mientras otros 11 continúan internados en observación.

"Quedan tres niños más en el servicio de terapia intensiva que están evolucionando bien y que ya fueron sometidos a diferentes prácticas quirúrgicas", precisó.



El médico reportó que una mujer adulta sigue "muy grave" y que su estado es "crítico, con descompensación hemodinámica y respiración asistida", y que otra "evoluciona bien" aunque permanece internada en traumatología.



Por su parte, la ministra de Salud de San Luis, Teresita Nigra, confirmó que permanecen internadas en terapia intensiva una docente con fractura de pelvis, una niña que sufrió la amputación de un brazo y otra nena que perdió una pierna.



"El resto de los heridos fueron evaluados y están estables", informó.

Miles de personas, entre ellas el gobernador Alberto Rodríguez Saá, despidieron este mediodía en la catedral de San Luis a las cinco niñas de un colegio religioso que murieron ayer al chocar el tren y el micro en la localidad de Zanjitas.



En tanto, en una casa privada ubicada a 15 cuadras del principal templo católico se llevó a cabo el velatorio de las otras tres personas fallecidas.

Al término del servicio religioso, presidido por el obispo Pedro Martínez, los asistentes se agolparon en el atrio de la catedral mientras iban siendo retirados los féretros, rumbo cementerios de la zona.



Las actividades de la administración pública y la educación quedaron hoy paralizadas por el asueto y duelo decretado por el gobierno provincial.



El ministro de educación provincial dijo hoy que el gobierno provincial prestará "atención psicológica" a la comunidad educativa del colegio San María, tras el accidente que provocó la muerte a ocho personas, seis de ellos niños, y heridas a otras 41.



Fuente: DyN