Jueves, 3 Noviembre, 2011 - 12:29

Aborto: Unidos por la Vida pide al Congreso no apoyar "leyes perversas"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Movimiento Unidos por la Vida y la Familia de Resistencia manifestó su “total rechazo” a todos los proyectos por aborto que se encuentran debatiendo en el Congreso de la Nación. Argumentan su postura en la defensa de la vida e instan a los políticos a “defender la concepción evitando leyes perversas”. “No manchemos nuestras manos con sangre inocente, por acción, omisión o complicidad”, postulan.

Mediante un comunicado, el movimiento expresa textualmente:

1) La vida naciente es el primer derecho Humano; trasciende de todas las religiones, razas, nacionalidades, y constituye el soporte vital sin el cual es imposible el ejercicio de cualquier otro derecho.



2) La Defensa Integral de los Derechos Humanos incluye también los “derechos humanos de las personas por nacer”, por cuanto son personas humanas desde su concepción y su derecho esta plenamente reconocido en la mayoría de los tratados internacionales incorporados a nuestra Constitución Nacional.



3) Quienes pretenden despenalizar el aborto están violando la Constitución Nacional, cometiendo los delitos de prevaricato y violación de los deberes del funcionario público; discriminando el derecho de los niños por nacer y cometiendo “apología del delito” al instar y promover el asesinato de una persona humana en gestación.



4) Los proyectos de despenalización del aborto SON INCONSTITUCIONALES, violan y conculcan los principios médicos, jurídicos, éticos, filosóficos y constituyen un verdadero “atentado” hacia la vida de otro ser humano, con idénticos e iguales derechos a los nacidos. El aborto es una sentencia de muerte contra un ser humano inocente.



5) La ciencia médica, con los avances en embriología, biología molecular y genética han permitido descifrar el ADN determinado como evidencia científica que el embrión humano es un nuevo ser humano desde su concepción, aniquilando la postura abortista de considerarlo una víscera de su madre de la cual ella puede disponer.



6) El derecho argentino: los tratados Internacionales incorporados a la Constitución Nacional (1994) por el Art 75 inc 22, consagran y protegen la vida humana desde la concepción, al igual que el art 75 inc 23, y la Convención de los Derechos del Niño, reafirmada por la Ley Nacional Nº 26.061 que acuerda fuerza operativa a la misma, imponiendo que en caso de conflicto de intereses entre la vida del niño y cualquier otro derecho -inclusive los de su madre- prevalecen los derechos del NIÑO. Ello no permite la despenalización del aborto sin una expresa reforma constitucional, la que no puede ser concertada por el congreso nacional, sino por una Convención Constituyente convocada a esos efectos.



7) Desde la ética no es moralmente lícito aniquilar un ser humano naciente, ello vulnera los principios de “beneficencia”, “no maleficencia” de justicia y de igualdad, de todos los seres humanos, constituyendo el aborto una conducta éticamente reprochable por cuanto destruye una nueva vida.-



8) Justificar el aborto amparados en las presuntas muertes maternas corresponden a maniobras y manipulaciones internacionales y nacionales, reconocidas por las propias agrupaciones abortistas y publicadas por la prensa mundial. Para desvirtuarlas basta consultar las estadísticas del Ministerio de Salud Pública.



9) Por imperio obligatoriamente impuesto en la Constitución Nacional, el Estado y los funcionarios públicos de todos los poderes que lo integran, tiene la obligación insoslayable de proteger la vida de todos los ciudadanos nacidos y no nacidos, promoviendo el bien común, defendiendo los derechos humanos de todas las personas, y en especial el derecho a la vida de los débiles e indefensos.



Finalmente el documento destaca que “por ello, instamos a nuestros representantes legislativos nacionales y provinciales, ajusten su accionar a los principios constitucionales, defendiendo la vida en toda su extensión y rechazando cualquier proyecto de aborto que atente contra ella. A los políticos pedimos “que tengan el coraje de defender la vida humana desde el instante mismo de la concepción y hasta la muerte natural”, evitando que las leyes perversas que hoy se dictan, tengan efecto pernicioso contra sus propios hijos o sus propios nietos. No manchemos nuestras manos con sangre inocente, por acción, omisión o complicidad.



El documento es avalado por las entidades que forman parte de del Movimiento “Unidos por la Vida y la Familia”, ellas son: Asociación San Fernando del Rio Negro, Proyecto Ciudad Limpia, S.O.S. Vida, Fundación Red Para el Mundo, Comisión Arquidiocesana de Justicia y Paz, Asociación San Fernando, Proyecto Ciudad Limpia, Liga de Madres de Familia, Pastoral Empleados Públicos de Resistencia, Fundación Cielos Abiertos, Fundación Efraín, Fundación DEHSUMI, Cámara de Empresarios Cristianos del Chaco, Asociación de Enfermería del Chaco, Partido Popular de la Reconstrucción, Partido Nacionalista Constitucional, Partido Vanguardia y otros", concluye el mismo.