Miércoles, 2 Noviembre, 2011 - 15:52

En la Bolsa, las empresas energéticas reaccionan con sólidas subas de 4 por ciento

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Las acciones de las empresas del sector que operan en la Bolsa porteña suben con fuerza tras el anuncio del gobierno para reducir los subsidios. Pampa avanza 3,8%; Edenor, 4,2%; y Transener, 4,3%. El Merval registra una baja de 1,2 por ciento

Las acciones de las empresas del sector energético suben este miércoles, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires tras el anuncio del gobierno nacional de avanzar en la reducción de los subsidios. El índice Merval retrocedía 1,23%, hasta los 2.731,73 puntos.

 

En la Bolsa destacaba la baja del 5% de las acciones de la siderúrgica Siderar, que presentó resultados luego de un resultado que no cumplió con las expectativas. 



Francisco Marra, analista de Bull Market Brokers Sociedad de Bolsa, dijo a Reuters que "las acciones eléctricas se mantienen firmes dado que el inversor fundamenta que las tarifas en algún momento se van a tocar". 



El Gobierno anunció que revisará los millonarios subsidios estatales al transporte, el agua y la energía, y que eliminará algunos. 



La eliminación inmediata de subsidios a algunos sectores de la economía permitiría un ahorro fiscal anual de 600 millones de pesos (unos u$s129 millones), según el ministro de Planificación Julio De Vido. Una comisión revisará las ayudas estatales que se reciben en otras áreas. 



En Nueva York, el Dow Jones operaba con una suba superior al 1 por ciento.

Este martes, el sorpresivo llamado de Grecia por un referendo sobre el último paquete de rescate sembró temores de una inminente moratoria en el pago de la deuda griega. 



El gobierno griego enfrentó un posible colapso después que los legisladores miembros del partido oficial pidieron la renuncia del primer ministro Georgos Papandreu por poner en peligro la asociación del país a la zona euro por un imprevisto llamado al referendo.

 

En medio de la sorpresa, los líderes de Francia y Alemania convocaron a Papandreu a conversaciones en Cannes para presionar por la rápida implementación del nuevo pacto de rescate a Grecia previo al encuentro de las grandes economías del G-20.